La APSE comunicó este viernes a sus afiliados el levantamiento de la que llamó “huelga histórica” para la clase trabajadora costarricense, en vista de que los sindicatos del Magisterio Nacional fueron el principal sostén de las reivindicaciones por una mayor justicia tributaria, una reforma fiscal progresiva y para que se sacara del Combo Fiscal el capítulo del empleo público, por considerar que no tiene carácter fiscal. 

La decisión se tomó tras realizar la consulta a sus Bases, los días 5 y 6 de este mes, "una consulta totalmente democrática, transparente y sin ningún tipo de injerencia por parte de la dirigencia u otros" afirmó.

“La decisión es levantar el movimiento de huelga, para replantear la estrategia de lucha contra esta nefasta ley 9.635, llamada por nosotros Combo Fiscal y por los nuevos proyectos que se están gestando en contra del pueblo trabajador y de los demás sectores vulnerables del pueblo costarricense".

“Hoy ponemos fin a la huelga pero no a la lucha”, adelantó la APSE.

La votación de los docentes se dividió en tres opciones: 7% apoyó levantar la huelga aceptando el documento del Ministerio de Educación (MEP).

El 58% apoyó levantar unilateralmente la huelga.

El 35% apoyó mantenerse en huelga.

Respetando el mandato de las bases, la dirigencia de APSE procedió a levantar la huelga, después de 90 días de paro docente.

La dirigencia señalo que los educadores se reincorporaran a partir del lunes 10 de diciembre, “con el convencimiento de que hicimos hasta lo imposible para defender los supremo intereses de la Patria y el máximo bienestar del pueblo costarricense. Y resaltaron, el apoyo “valiente y beligerante” a la huelga de todo el sector educativo.