La aeronave despegó a las 9:09 y poco después se reportó la emergencia, que obligó al piloto a regresar a pista, tras sobrevolar el aeropuerto durante varios minutos para gastar gasolina.

Pasajeros que dieron declaraciones a la prensa, explicaron que poco después del despegue se escuchó un estruendo y de seguido pudieron observar fuego en el ala izquierda.

De manera inmediata se activaron los protocolos aeroportuarios, que incluyen el desplazamiento a la pista de personal especializado y de unidades de bomberos y de la Cruz Roja, así como el llamado de unidades adicionales de San José y Alajuela.

No obstante, el aterrizaje fue normal y los pasajeros bajaron del avión sin haber sufrido sin ningún daño, excepto el nerviosismo normal en una situación de ese tipo.

La emergencia coincidió con la visita del presidente Carlos Alvarado, quien llegaba junto a miembros del gobierno y de la empresa gestora Aeris a inaugurar una nueva sección del aeropuerto (ver nota   )