Durante este fin de semana, productores agropecuarios de Santa Cruz, Carrillo, Hojancha, Abangares, Nandayure y Nicoya, se reunieron para evaluar la grave situación que enfrenta la provincia y señalaron que una gran cantidad de ríos están secos, los pozos de agua disminuyen, el ganado está muriendo y la ayuda no llega con la celeridad que la situación amerita.

La reunión con carácter de emergencia se celebró en COOPEMAPRO, Santa Cruz, el sábado, con la presencia de los diputados, Juan Marín Quirós, Marta Arauz Mora, el ministro de Agricultura y Ganadería (MAG), Felipe Arauz, el presidente de la Comisión Nacional de Emergencia (CNE), Iván Brenes y el vice ministro de Aguas y Mares del MINAE, Fernando Mora.

Marín Quirós, (PLN), señaló que como medida paliativa se espera que a más tardar el 9 de junio, los productores pecuarios reciban pacas, minerales, melaza, citropulpa y minelaza, por más de mil millones de colones.

Pero el representante de los ganaderos, Sergio Somarribas, afirmó que la ayuda no puede esperar “un día más” y pidió que se agilicen los trámites antes de que los daños sean irreversibles.

Marín Quirós señaló que “tenemos un grave problema que resolver y atender porque es una crisis que se va acrecentando día con día en toda la provincia y en todos los sectores de la producción, golpeando fuertemente a la población y las fuentes de trabajo, por lo tanto, no podemos quedarnos ni callados, ni de brazos cruzados”.

Brenes, de la CNE, destacó que se están coordinando entre las instituciones encargadas de atender la emergencia acciones inmediatas y acciones a largo plazo, dado que la sequía por el fenómeno del niño tiende a convertirse en la norma y no en la excepción.

El gobierno anunció una inversión superior a ¢15.600 millones procedentes del Fondo Nacional de Emergencias y de recursos ordinarios de varias instituciones públicas, para hacer frente a las afectaciones generadas por la sequía en varios cantones del Pacífico Central y en toda la provincia de Guanacaste.

“La distribución de la asistencia va para el que está sufriendo la perdida. Las ayudas vienen en junio y el MAG, estaría distribuyendo los insumos” casi de inmediato, dijo Brenes a los guanacastecos.

Deudas millonarias

Los productores también solicitaron al gobierno apoyo para que se les condone las deudas millonarias adquiridas en convenio con el Sistema Banca para el Desarrollo, por más de ₡ 350 millones, a las que no podrán hacer frente como consecuencia de las graves pérdidas en la producción por la sequía.

Cristino Carrillo, ganadero de Filadelfia aseguró haber perdido 100 reses por la sequía y una cantidad similar, dijo, “se encuentra a punto de ser comida para los zopilotes, si el decreto de emergencia de setiembre del 2014, continúa quedándose en el papel y no se concreta la ayuda”.

“Pedimos la condonación de deudas, hemos perdido casi todo y no tenemos como enfrentar esta situación, que nos está dejando con una mano atrás y otra adelante, es el momento que ustedes como autoridades no solo nos escuchen sino que resuelvan” pidió Carrillo.

Somarribas, de Santa Cruz, que entregó al ministro Arauz una carta firmada por 26 empresarios, donde se hace un recuento de la situación por la falta de agua y pastos para el ganado, dijo que en su finca “el ganado esta en el suelo, no tenemos alimentos para salvarlos, clamamos para que la ayuda llegue”.

El ministro del MAG, Arauz, se comprometió a llevar al consejo rector de Banca para el Desarrollo la petitoria de condonación de deudas y aclaró que “me parece que este caso sí lo amerita o al menor una readecuación de los plazos”.