Los únicos dos votos en contra son los de Mario Devandas Brenes, sector laboral-sindicalismo y Rolando Barrantes Muñoz, representante del Estado.

La aprobación del aumento del 1% en la cuota obrera al Régimen de Pensiones de la Caja –el IVM- fue calificada de “estocada a la clase trabajadora” por los sindicatos que afirman que además, es un rebajo salarial solapado.

Los sindicatos levantaron la vos, “lamentamos y condenamos rebajo salarial del 1% a la familia costarricense”.

Condena. El frente de sindicatos de la Caja y la Seguridad Social reunidos en UNDECA lanzó una enérgica condena contra los 7 miembros de la Junta Directiva de la Caja que cargaron sobre la clase trabajadora costarricense todo el peso de las fallas históricas en el manejo de los fondos de pensiones del IVM, sobre el salario de los trabajadores del país con el incremento de un 1% cuota obrera.

!Fuerte oposición...encontrarán!

UNDECA adelantó que habrá más medidas de presión y reiteró que el aumento de la cuota obrera tenía que discutirse en la Mesa de Diálogo de Pensiones y no se le tomó en cuenta.

Repudiaron la permanencia en su cargo de la presidenta ejecutiva, María del Rocío Sáenz, y consideraron imperdonable que los directivos de la Caja “hayan prestado oídos sordos” a la solicitud del presidente Luis Guillermo Solís y de la Iglesia Católica y al clamor de la ciudadanía costarricense para que la crisis el IVM fuera resuelta desde la raíz y no se la endosara al salario de los trabajadores.

“Más reprochable aún, que los representantes de los trabajadores por parte del sector cooperativista, José Luis Loria Chávez y del Movimiento Solidarista, Mayra Soto, no sólo hayan aprobado este rebajo al salario sino que hayan eximido al sector empresarial y al Estado de contribuir, rompiendo así el esquema de contribución tripartito, Estado-Trabajadores-Patrono, en detrimento del modelo público, solidario y universal de pensiones de la Caja”.

Aún más grave, agregaron, “es que la propuesta de rebajo salarial del 1% escalonado haya sido presentada, en contubernio entre un sindicato y autoridades institucionales, afectando seriamente los ingresos de la familia costarricense”.

De forma inmediata estaremos convocando a todas las organizaciones del Bloque Unitario Sindical y Social BUSSCO, así como a la Confederación Rerum Novarum para someter a un proceso de debates y consultas democráticos.

En segundo lugar, UNDECA, la Central de Trabajadores Rerum Noravum y BUSSCO no descartan el llamado a una huelga nacional, cuyas consecuencias, afirmaron, serán exclusiva responsabilidad de los siete miembros de la Junta Directiva, encabezados por la presidenta ejecutiva de la CCSS.