“Pese a la preocupación global por el exceso de pesca en aguas del Pacífico Oriental (desde México hasta Galapagos), el Presidente Ejecutivo de INCOPESCA, Gustavo Barrantes, solicitó ante las autoridades de la Comisión Interamericana del Atún Tropical (CIAT) un aumento de más de 7 mil metros cúbicos de capacidad de carga para barcos cerquemos internacionales que capturen atún en las aguas del Pacífico costarricense”, señala un comunicado del organismo.

La solicitud está planteada en una nota que envía Barrantes al director de la CIAT, Guillermo Compeán, en la que expone las razones de tal solicitud.

La cuota de acarreo de atún se refiere a la capacidad autorizada de carga de atún de los barcos.

La solicitud fue planteada ya en 2012 por la administración de la ex presidenta Laura Chinchilla, pero está siendo reafirmada por las nuevas autoridades con el argumento de que el aumento de cuota es “indispensable para poder alcanzar en el mediano plazo la conformación en Costa Rica de una flota atunera de cerco de bandera nacional”.

“Mientras el país solicita este incremento, el mismo Gobierno ha puesto en espera por un período de dos meses, la publicación del decreto que regularía la pesca de atún con cerco en aguas nacionales, lo que resulta una clara inconsistencia”, señala FECOP.

La organización pesquera afirma que, al tener Costa Rica flotas de pesca de atún, todas las licencias para capturar esta especie son entregadas a buques de bandera internacional.

De tal manera, lo que se logra al incrementar la cuota es entregar una mayor porción del recurso pesquero a grandes empresas internacionales, según la organización.