El Ministerio de Trabajo llevó al CNS una propuesta de aumento diferenciado, que contempla un 4,22% para los niveles más bajos de la escala salarial (de 302.000 colones o menos) y un 2,35% para el resto que se encuentran por encima de esa categoría.

El aumento general se compone de dos elementos: el 1,98% de inflación proyectada por el Banco Central para el segundo semestre más un 0,37% de diferencial inflacionario, según un acuerdo tripartito de 2011.

La propuesta oficial se encuentra en el medio entre el 1,33% ofrecido por los empresarios y el 3,15% pedido por los representantes del sector laboral, por lo cual no se logró acuerdo en la sesión del CNS de este lunes.

Delegados del sector patronal afirmaron que la propuesta del gobierno tiene “imprecisiones técnicas” y contradicciones entre las consideraciones que dan fundamento a la iniciativa y los números finales.

El sector sindical, por su parte, consideró que la propuesta del gobierno no satisface sus expectativas, pero no descartaron la posibilidad de llegar a un acuerdo.

El tema será retomado por la Consejo Nacional de Salarios este martes, en una sesión convocada para las 4 p.m.