La votación fue el resultado de un acuerdo logrado tras una tejida negociación entre las fracciones de los partidos políticos y el Poder Ejecutivo para avanzar en la parte de la reforma fiscal propuesta por el gobierno relativa a la contención del gasto.

El gobierno celebró la decisión y la calificó como un “paso adelante muy importante” en el esfuerzo por lograr una mayor sostenibilidad de los regímenes de pensiones.

Pensiones de diputados

El plenario legislativo aprobó un proyecto que elimina el aumento anual de 30% en las pensiones de los diputados y lo iguala al del resto de los regímenes especiales, es decir, que aumentan en un porcentaje acorde con el incremento en el costo de la vida.

Además, limita la extensión de las pensiones a los hijos de los diputados hasta los 18 años en general y hasta los 25 en caso de  que estén estudiando.

 

Cargos sobre los 2,5 millones

Otro de los proyectos fija una contribución a las llamadas pensiones de lujo, que de aprobarse la iniciativa en segundo debate, deberán contribuir con un 25 a un 75% sobre el excedente de los 2,5 millones de colones.

El porcentaje se aplicará de forma escalonada, de manera que irá incrementándose en la medida en que sea mayor el monto de la pensión.

Estes es un mecanismo que busca contribuir al sostenimiento de los regímenes de pensiones con cargo al presupuesto nacional, que según el ministro de Hacienda, Helio Fallas, reclaman un incremento de recursos de un 12% anual de manera automática.

Valoraciones específicas

El tercer proyecto elimina las cláusulas que establecen mecanismos de valorización específicos en pensiones con cargo al presupuesto nacional, de manera que todas sean aumentadas en la misma proporción en que aumenta el costo de la vida.

Estas valorizaciones específicas, de acuerdo con las autoridades hacendarias, generan desigualdades entre los diferentes sistemas y generan cargas adicionales al presupuesto público.

Este proyecto también aumenta la cotización obligatoria de los jubilados de un 7 a un 9%.

Contribución Especial

El último de los cuatro proyectos aprobados incrementa la cotización, tanto de pensionados como de trabajadores activos,  de un 7 a un 9% de los salarios y autoriza al Poder Ejecutivo a llevar el porcentaje de la cotización hasta un 16% cuando los ingresos de los diferentes regímenes no den abasto.

Sin embargo, tales aumentos por encima del 9%, deberán fundamentarse en estudios técnicos sobre la sostenibilidad de los diferentes sistemas.

Además, los aumentos se aplicarían gradualmente en relación con los montos de los salarios. Es decir, que quienes reciban más salario pagarán un porcentaje mayor al de quienes menos reciban. 

 

“Nos complace enormemente la aprobación de estas cuatro iniciativas que llegan a contribuir al mejor manejo de las finanzas públicas. Es por ello que bajo este ambiente de diálogo, negociación y consenso legislativo, instamos a las y los diputados a continuar con la tramitación de los distintos proyectos de ley que forman parte de la propuesta del Gobierno para el fortalecimiento hacendario”, señaló el ministro de la Presidencia, Sergio Alfaro.

El gobierno ha propuesto también leyes para reducir la evasión y la elusión fiscales mediante la creación de mecanismos que permitan controlar las ganancias reales de las empresas y a los beneficiarios finales.

Además, propone la transformación del impuesto sobre las ventas en un impuesto sobre el valor agregado y reformas al impuesto sobre la renta, que en conjunto generarían un importante aumento en los ingresos del gobierno.