Édgar Mora Altamirano. Foto: Facebook

“Señor presidente, salgo de su gobierno con la templanza con la que llegué (…). Nadie que experimente la libertad de ser quien decide ser, nadie que experimente la libertad de extirpar el miedo y el odio de su vida debe nunca alienarse en Costa Rica. Eso ya pasó; esa época no es la presente”. Así dijo hoy en conferencia de prensa Édgar Mora, al anunciar su renuncia como Ministro de Educación Pública (MEP).

El anuncio de Mora se da en medio de una situación convulsa, sobre todo por bloqueos de vías de comunicación en todo el país por parte de traileros que están protestando por la entrada en vigencia del Impuesto sobre el Valor Agregado (IVA), los proyectos de leyes antihuelgas, las malas condiciones de escuelas y colegios, entre otras cosas.

Desde la semana pasada sindicatos del sector educación, transportistas y estudiantes, habían pedido la salida de Mora, como condición para iniciar un diálogo con autoridades de Gobierno.

Mora dijo en su discurso: “El primer derecho humano es el deber de la fraternidad. Todos debemos contribuir a paliar los efectos de la inequidad y la desigualdad”. El funcionario agregó: “Con buena voluntad e inmenso respeto me planteo operar en el ámbito privado, con fundamento en las motivaciones correctas”.

Después del anuncio de Mora, la Ministra de Comunicación, Nancy Marín, informó que el presidente Carlos Alvarado hará las valoraciones del caso para designar a su sucesor (a).

Marín también indicó que en horas de la tarde el presidente Alvarado realizará una valoración de la situación que vive el país, junto con el Ministro de Seguridad y el Ministro de Obras Públicas y Transportes para tomar las acciones pertinentes.

“Lo más importante es la democracia y la institucionalidad; es muy peligroso desestabilizar al país en este contexto en el que nos encontramos. Solicito y apelo a toda la comunidad nacional, medios de comunicación y demás sectores, que retomemos las vías del diálogo, la negociación y la sensatez porque este país no se merece otra cosa. Esperamos que todos los medios de comunicación, el gobierno y los sectores sociales, tengamos un compromiso para seguir avanzando en la ruta de la democracia”, expresó Marín.

Por su parte, Eric Briceño, vocero del sector transportista, dio declaraciones a los medios desde uno de los bloqueos que se mantienen sobre la ruta 32 y se manifestó satisfecho con la renuncia de Mora, lo cual significaría una disposición al diálogo y reiteró que hablaba como ciudadano, padre de familia y costarricense por la situación de ataque a la clase trabajadora que vive el país.

La semana pasada se realizaron protestas de estudiantes de secundaria en decenas de puntos en todo el territorio nacional. Una de las demandas de las y los estudiantes es "más inversión en educación", pues aseguran que "el Gobierno quiere que los trabajadores paguen la crisis", según el manifiesto difundido por el colectivo Secundaria Rebelde, que agrua a varios liceos. "Mientras perdona miles de millones a los empresarios de sus deudas de impuestos, al pueblo le receta recortes en salud, educación y más desempleo". También están en contra del proyecto de ley de educación dual porque lo consideran "otra medida del Gobierno para favorecer a los empresarios en contra de la clase trabajadora". Asimismo, se oponen a las Pruebas FARO, porqe dicen que generan exclusión y están "a favor de una educación sexual laica y científica y por el respeto a los derechos de los compañeros LGBTI".

Mientras tanto, hoy Mélida Cedeño, dirigente de la Asociación de Profesores de Segunda Enseñanza (APSE), declaró que las y los trabajadores de la educación se sentían “muy satisfechos, de verdad que la unión hace la fuerza (…). Lo único que hizo Édgar Mora ha sido humillar y despreciar a los docentes”.

El descontento con el funcionario se arrastraba desde la huelga de tres meses del año pasado en contra de la Ley de Fortalecimiento de las Finanzas Públicas o "Combo Fiscal". Desde ese momento las y los docentes en los sindicatos afirmaban que el jerarca se dedicó a la persecución y a la revancha contra los maestros y funcionarios que participaron en la huelga. Además, le achacan no haber resuelto los problemas principales del magisterio como pago completo y oportuno, recursos para que las juntas administrativas den elservicio de los comedores y apoyar los proyectos de ley anti-huelgas, antisindicatos, de educación dual y de empleo público.

Cedeño insistió en que ojalá el presidente nombre a alguien en el cargo que sea cercano al gremio de docentes y que sepa cómo solucionar los problemas de educación. Dijo que seguirían en huelga , en contra de los proyectos de ley antihuelgas y antisindicales que vienen a limitar la libertad de expresión.