Tanto el Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE) como la Presidencia precisaron que de los 271 millones de dólares, 250 se destinarán al proyecto del tren, con lo cual se reducirán significativamente los costos financieros del mismo.

Los restantes 21,3 millones se emplearán en el desarrollo de proyectos orientados al transporte limpio, como la instalación de ciclovías conectadas a las estaciones ferroviarias.

El Fondo Verde del Clima es un organismo de las Naciones Unidas creado para ayudar a los países en desarrollo a adoptar prácticas de adaptación y mitigación al cambio climático y Costa Rica es el primer país de Centroamérica que recibe un financiamiento de esa entidad.

Un crédito de 550 millones de dólares del BCIE para financiar el tren eléctrico del Gran Área Metropolitana, se encuentra en trámite en la Asamblea Legislativa.

El aporte del Fondo Verde del Clima bajará los intereses totales a un 1,61%, lo que se considera una tasa históricamente baja para este tipo de proyectos.

El presidente Carlos Alvarado celebró la noticia y manifestó que el hecho de que el principal fondo mundial para financiar proyectos sobre cambio climático le haya dado su apoyo al proyecto del tren “evidencia que se trata de una iniciativa transformadora, con enormes beneficios para el ambiente, al usar energías limpias y de una gran solidez técnica”.

Por su parte, el presidente ejecutivo del BCIE, Dante Mossi, afirmó que “el tren eléctrico de pasajeros representa un cambio de paradigma, ya que será la referencia en la región hacia una transición de transporte sostenible y bajo en emisiones”.

El ministro de Hacienda, Elián Villegas, dijo que el aporte del Fondo permite mejorar aún más las condiciones del crédito del BID, lo que debería allanar el camino para una pronta aprobación legislativa.