El Juzgado Penal de Limón impuso seis meses de prisión preventiva contra seis hombres de apellidos Salmón, Delgado, Cash, Arauz, Quesada y Centeno, sospechosos de participar en el asesinato del ambientalista Jairo, informó el Poder Judicial.

Los sospechosos, tres de ellos costarricenses y tres nicaragüenses fueron detenidos por el Organismo de Investigación Judicial (OIJ) la mañana del miércoles en Cariari de Pococí y en cinco barrios de la ciudad de Limón.

A tres de los sospechosos (Salmon, Cash y Quesada) se les vincula con un asalto y la violación de una mujer ocurridos el 18 de mayo en las cercanías de Moín, el mismo sitio en que fue asesinado Mora Sandoval el 31 de ese mismo mes.

En los allanamientos se logró decomisar 15 celulares, un arma hechiza calibre 12, así como una escopeta hechisa, un foco, ropa camuflada y jackets, como las descritas por testigos. Además, documentos, radios de comunicación y otros bienes que al parecer son producto del robo.

Widecast rechaza versión de OIJ

Por su parte, la organización ambientalista Widecast, para la cual trabajaba Jairo Mora, rechazó categóricamente una versión sostenida por el director del Organismo de Investigación Judicial, que le atribuye a esa organización el haber pagado a saqueadores de nidos de huevos para que los devolvieran a un albergue.

Antelas informaciones que han circulado sobre los últimos avances en la investigación del asesinato de Jairo Mora, en la que el Organismo de Investigación Judicial asegura que el crimen fue el desenlace de una antigua pugna entre organizaciones protectoras de las tortugas y los ladrones de huevos y se menciona que una ONGpagó a 10 vecinos de Moín para que llevaran hasta un albergue los huevos que recogían en la playa.

Según el director del OIJ, Francisco Rojas, las disputas entre un grupo de “roba-huevos” y la organización ambientalista por el pago del rescate, fueron la causa que desencadenó el asesinato del joven ambientalista.

“Nuestra organización apoyaba al proyecto de Costa Rica Wildlife Sanctuary, liderado por Vanessa Lizano, y como contraparte técnica de dicho proyecto, por ética y por política, jamás WIDECAST ha negociado con nadie, incluyendo hueveros, y nunca ha contratado a nadie para propiciar mediante pago alguno la recolecta ilegal de huevos”, aseguró la ONG en un comunicado.

WIDECAST dijo que en ningún momento el OIJ le consultó sobre la veracidad de esa información, que posiblemente la policía obtuvo de parte de los grupos de saqueadores.