Un grupo de 256 nicaragüenses regresaron el sábado anterior de Panamá. Foto Tomada de El19digital.

Un grupo de 256 nicaragüenses regresaron el sábado anterior de Panamá. Foto Tomada de El19digital. 

El comunicado del Mingob se refería también de manera puntual a un grupo de 256 nicaragüenses (111 mujeres, 145 varones) que ese sábado entraron al país por las fronteras terrestres.

“Cada uno portaba resultado negativo de la prueba PCR en tiempo real para Covid-19, cumpliendo con la Resolución N°358-2020 emitida por el Ministerio de Salud, quienes, en cumplimiento a las medidas sanitarias, realizó revisión rigurosa para descartar fiebre o síntomas respiratorios relacionados al Covid-19 y estará verificando cuarentena de 14 días en sus domicilios», informó Gobernación, en referencia a los 256 compatriotas que ingresaron el sábado.

El Ministerio de Gobernación no detalló de qué países retornaron los más de 58 mil nicaragüenses que reporta y solamente precisó que 3,844 nicaragüenses regresaron de Panamá y que del total de nicaragüenses que reingresaron 20,840 son mujeres y 37,254 son varones.

Los nicaragüenses regresados que trabajaban en el exterior, principalmente en Costa Rica, Panamá, Guatemala y en las islas del Caribe se han visto en la necesidad de regresar a su país por la falta de trabajo, como consecuencias de la pandemia del Covid-19 en la economía mundial.

Cabe señalar que el pasado 14 de julio el Ministerio de Salud (Minsa), emitió el protocolo que deben seguir los viajeros nacionales y extranjeros que pretendan ingresar al país, donde establece que estos deberán presentar la prueba negativa de Covid-19 realizada en un período menor a 72 horas antes de viajar a Nicaragua.

La vicepresidenta designada, Rosario Murillo, dejó claro este jueves durante su alocución de mediodía, que «las pruebas que se han tomado tienen su momento de vencimiento», es decir, que, de vencerse el plazo de los nicas en algún punto de su viaje o proceso de espera para ingreso al país, tienen que hacerse una nueva y procurar llegar al control fronterizo antes que se cumplan los tres días de aplicado el examen.

Retorno agrava situación económica de sus familiares

Para el sociólogo Cirilo Otero, el retorno de esta cantidad de nicaragüenses agrava más la situación económica y de sobrevivencia en el país.

«Yo comprendo que esta gente quedó sin trabajo, ha gastado mucho dinero para poder regresar, tienen a su familia aquí, pero eso agrega un elemento más a la difícil situación de las familias nicaragüenses», explicó Otero.

Otero puso como ejemplo a las familias nicaragüenses que dependían de las remesas enviadas por sus familiares del extranjero y que ahora van a dejar de percibir porque estos se quedaron sin empleo.

«De cada cinco familias en Nicaragua al menos tres vivían de remesas familiares, evidentemente en términos familiares vos te sentís bien porque viene tu familiar y hay que acogerlo y apoyarlo, pero agrava la situación económica para esa familia», destacó.

Sobre la respuesta del gobierno a esta problemática que agrava la situación económica de los hogares que dependían de sus familiares en el extranjero, Otero aseguró que «no ha efectuado ni una sola Ley o política pública que vaya encaminada a atender el retorno de los migrantes».

«Creo que la gente que está regresando se encuentra en una situación absolutamente difícil, ni si quiera intentaría decir que no hubieran quedado porque allá también no tenían trabajo, allá la dificultad es igual solo que quizá en mejores condiciones que este país», explicó.

(Con información de La Prensa.com.ni )