La oposición también suspendió una marcha hasta el Palacio de Miraflores, sede del gobierno, que estaba programada para el jueves.

El anuncio lo hizo el jefe de la Asamblea Nacional (Congreso), Henry Ramos Allup, quien aseguró que estas medidas no deben interpretarse como una “capitulación” de los opositores, sino como un gesto de buena voluntad para encontrar una salida a la crisis.

Por su parte, el gobierno puso en libertad a cinco miembros de la oposición que se hallaban presos.

Ambos gestos fueron solicitados por el Vaticano, que patrocina el diálogo en el país suramericano.

El diputado Julio Borges, jefe de la bancada de la Mesa de la Unidad Democrática (MUD) reconoció las intensas y decisivas gestiones del enviado del Vaticano, monseñor Claudio María Celli, en la desactivación de esa bomba de tiempo que suponía la escalada del conflicto político en Venezuela.

“El Vaticano ha pedido unos días”, aseguró Borges.

Los representantes de la alianza de partidos opositores en la recién estrenada mesa de diálogo saludaron las excarcelaciones, pero las consideran insuficientes.

Por eso, el jefe del grupo parlamentario de la MUD anunció cinco puntos para que la oposición continúe presente en las conversaciones: la liberación de los presos políticos en Venezuela “plena y sin condiciones”; que el Parlamento recupere su función de control presupuestario que ha restringido el Tribunal Supremo; que el Gobierno acepte la ayuda humanitaria para que desaparezcan las enormes filas para adquirir medicinas o alimentos básicos; que se elija una nueva terna del Consejo Nacional Electoral “que no le robe a la gente, como sucedió con el referéndum revocatorio, el derecho de votar”, y que se adelanten las elecciones.

Fue el negociador opositor y alcalde Carlos Ocariz quien anunció la noche del lunes en Twitter de la liberación de tres personas del grupo de opositores detenidos por motivos políticos.

Son Carlos Melo, un sospechoso habitual de las conspiraciones denunciadas por el régimen, y los realizadores Andrés Moreno y Marcos Trejo, autores de un vídeo del partido Primero Justicia dirigido a los miembros de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana que vigilan las manifestaciones. Junto a ellos, Andrés León y Coromoto Rodríguez, jefe de la seguridad del presidente de la Asamblea Naciona, Henry Ramos.