Lo anterior se desprende de la Encuesta de Ambiente y Cambio Climático (ENACC) 2014, realizada por el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) y la Universidad de Costa Rica.

“Los costarricenses privilegian la creación de nuevos proyectos de energía renovable: eólicos (87%), geotérmicos (77%) e hidroeléctricos (55%), sobre los que prefieren el uso del petróleo (22%)", señaló el estudio.

La encuesta refleja que los ticos tienen conciencia de que hay un proceso de cambio climático en marcha y que las actividades humanas tienen un peso importante entre las causas del mismo (80%).

Además, “los costarricenses piensan que el desarrollo económico no justifica los daños ambientales, pues el 75% de la población considera no aceptable dañar un bosque si esto genera beneficio económico al país", señaló la representante del PNUD en Costa Rica, Yoriko Yasukawa, al presentar los resultados del estudio.

Entre los problemas ambientales más importantes, según la valoración de los entrevistados, está la contaminación del aire (22,5%), el manejo inadecuado de desechos sólidos (19,8%) y la contaminación del agua de mares y ríos (17,2%).

Otros datos de la encuesta, que abarcó una muestra de 1.203 hogares con teléfono fijo, revelan que el 25% de la población forma parte de alguna acción u agrupación de protección al ambiente.

Otra revelación importante es que existe en Costa Rica una "amplia disposición" a adquirir productos y servicios amigables con el ambiente, y que un porcentaje importante estaría dispuesto a pagar más por los mismos.

"Al evaluar los esfuerzos por la protección del ambiente, siendo 10 la nota máxima, al Estado le dan nota de 4,5 y al sector privado 4,4, por lo que es visible una clara demanda por mayor acción de dichos actores", señaló el Yasukawa.

El sondeo e realizó entre agosto y setiembre del presente año y tiene un margen de error del 2,8% y una confiabilidad del 95%.