Imagen. Foto Presidencia de la República. Ubicado en la Plaza de la Democracia, se luce el conjunto dedicado al expresidente José Figueres Ferrer, que representa además del homenaje su figura, la abolición del ejército, a la cultura y la educación.

La vía costarricense, que se gestó ese histórico 1º de diciembre, nos ha enseñado que las diferencias se resuelven por el diálogo, que no hay espacio para la violencia, la imposición y la fuerza; y que proteger nuestras instituciones democráticas, asegura nuestra convivencia”.

El presidente Alvarado, encabezó las actividades conmemorativas al 72° aniversario de la Abolición del Ejército, por decisión unilateral, que tuvieron lugar en el Museo Nacional de Costa Rica, edificación que albergó al antiguo cuartel Bellavista.

En la ceremonia estuvieron presentes además del Mandatario, la Primera Dama Claudia Dobles, la vicepresidenta de la República Epsy Campbell, la ministra de Cultura y Juventud Sylvie Durán, el presidente de la Comisión Nacional de Prevención de Riesgos y Atención de Emergencias (CNE) Alexander Solís, el presidente de la Corte Suprema de Justicia Fernando Cruz y otros miembros del gabinete, diputados y cuerpo diplomático.

De manera virtual –como medida preventiva ante la COVID-19-- se contó con la participación de algunos excombatientes de la guerra del 48 quienes se enlazaron a esta actividad que inició a las 8:00 a.m. con la colocación de un tributo floral, por parte del Mandatario, frente al monumento a “Pepe” Figueres, ubicado en la Plaza de la Democracia.

En una austera ceremonia, las autoridades de gobierno hicieron entrega de la medalla “al mérito en la paz y la democracia” a los cuerpos de primera respuesta de emergencia por su trabajo en la atención de la pandemia provocada por la COVID-19 y el impacto del huracán Eta en el país.

Entre los condecorados se encuentran, Alexandra Sánchez, jefa de Unidad de Rectoría de la Salud de la Región Huetar Norte; Daniel Calderón, director de la Fuerza Pública; Luis Enrique Fernández, oficial del Benemérito Cuerpo de Bomberos; Jenny Jiménez, voluntaria de la Cruz Roja Costarricense; Ricardo Salazar, oficial enlace de la CNE; Jaime Solís, Médico Especialista en Cuidados Intensivos del Hospital San Juan de Dios y Yigeht Chaves, doctora de la Dirección de la Policía Penitenciaria.

Alvarado agradeció, en la representación de los funcionarios de las diversas instituciones, el trabajo realizado, “no ha sido un año fácil para nadie, pero en particular su labor es de reconocer y de agradecer cuantas veces sea necesario, por resguardar la seguridad de cada ciudadano y ciudadana”, dijo.

“En nombre del pueblo de Costa Rica agradecemos su labor ardua, mística, constante. Gracias por cuidarnos y estar siempre al servicio de su país”, expresó, al tiempo que señaló que “son hombres y mujeres, muchos con hijos, hijas y una familia que cuidar, pero aunado a ello, nos protegen a nosotros. Ese es el ejemplo de una Costa Rica solidaria que nos representa”.

En el salón Casa de los Comandantes, Alvarado inauguró la exposición de realidad virtual “El 48: una experiencia para revivir la historia”, donada al Museo Nacional por la empresa costarricense UXR Tech y Spark Media.

La producción de realidad virtual reconstruye el acto en el que el expresidente José Figueres Ferrer derriba una de las almenas del Cuartel Bellavista, en un acto simbólico de la disolución efectiva del Ejército Nacional. Por medio realidad virtual se transportará en el tiempo a las personas que quieran conocer así, uno de los momentos formadores de la historia costarricense. 

APORTE DE COSTA RICA AL MUNDO  

La viceministra Académica del Ministerio de Educación Pública, Melania Brenes, expresó que la abolición del ejército es una de las más importantes contribuciones de Costa Rica al mundo y debe ser motivo para llenarnos de orgullo. “Como país el Ministerio de Educación insta a celebrar este acontecimiento para su recuerdo y vivencia en todo el sistema educativo nacional”, señaló.

“Es significativo que las nuevas generaciones, sobre todo, nuestro estudiantado, valore más este acontecimiento que brinda la posibilidad de realizar metas y proyectos de vida al calor del régimen político democrático y con los esfuerzos planteados en las políticas educativas para brindar un servicio de calidad a niños, niñas y jóvenes”, puntualizó.

La ministra de Cultura y Juventud, Sylvie Durán, destacó que el Museo Nacional es hoy una de las joyas patrimoniales y educativas del país que enfoca sus esfuerzos en investigación científica, exhibición y defensa del patrimonio cultural y natural. “La abolición del ejército y la paz con la protección del ambiente nos proyectan al mundo”.

“Hoy, a puertas de los 200 años de nuestra independencia, con innovación, los honramos dirigiendo nuestros recursos a nuestros niños, niñas y jóvenes. Con ellos, invertimos en su desarrollo y en un mejor futuro para nuestra nación”, señalo la ministra Durán.

EL 1° DE DICIEMBRE DE 1948

Al abolir el ejército, el 1° de diciembre de 1948 en el cuartel Bellavista, José Figueres realizó el acto simbólico de abolición del ejército, en ese mismo acto, Figueres hace entrega del edificio para que se instale, de forma definitiva, el Museo Nacional de Costa Rica.

La abolición del ejército se explica también por el interés de la Junta de Gobierno en crear un clima de confianza y estabilidad en el país, al concluir la Guerra Civil de 1948.

Después de la abolición del ejército como institución permanente, se dispuso que la vigilancia y la conservación del orden público pasase a manos de la Guardia Civil, nuevo nombre de las fuerzas armadas que tendrían responsabilidades policiales, de orden y seguridad del país.

Varias de esas funciones estuvieron repartidas durante varias décadas entre el Ministerio de Seguridad Pública y el de Gobernación y Policía. En 1994 que se crea la Ley General de Policía que estructuró todos los cuerpos policiales del país.

EL MONUMENTO A “PEPE FIGUERES”

Ubicado en la Plaza de la Democracia, se luce el conjunto dedicado al expresidente José Figueres Ferrer.

Fue elaborado por la artista costarricense Marisel Jiménez y está compuesto por cuatro esculturas en bronce: Una niña con un instrumento musical que representa la cultura; un niño sentado con libros abiertos, que simboliza la educación; un mazo como alegoría de la abolición del ejército, y la escultura del expresidente “Pepe” Figueres, quien en 1948 abolió el ejército de Costa Rica.

La Plaza de la Democracia fue inaugurada en octubre de 1989 durante una reunión de jefes de estado de las Américas y el Caribe.