Macaya llamó a la población a mantener las medidas sanitarias para evitar los contagios.

El jerarca detalló que, partiendo de la ocupación de este martes de 224 personas hospitalizadas en UCI, solo quedan disponibles 8 camas equipadas para atender casos complejos de personas con múltiples factores de riesgo.

“Y aun cuando pudiéramos llevar esa cifra a la máxima ampliación posible, solo contaríamos con otras 8 camas, es decir, un total de 16”, manifestó el presidente de la CCSS.

Macaya explicó que hay dos tipos de UCI, una para atender a pacientes que se agravan y requieren atención especial y otras para pacientes que presentan múltiples factores de riesgo. Estas últimas unidades especiales que, además, requieren de diferentes tipos de especialistas médicos y de enfermería, son las que están a punto de agotarse.

Hay pacientes, indicó, que padecen al mismo tiempo de varios problemas como diabetes, presión arterial alta, obesidad, asma, deficiencia renal o enfermedades cardiovasculares, entre otros.

Este tipo de casos ha ido en aumento y los hospitales están exactamente al borde del límite definitivo en cuanto a su capacidad en equipo y personal.

Es por esto que el presidente de la CCSS insistió en la importancia de que la población mantenga las medidas de precaución para evitar un aumento en el número de contagios del coronavirus durante las celebraciones navideñas.