“Una franca discusión” prevaleció durante el encuentro entre el negociador jefe palestino, Saeb Erekat, y el enviado israelí, Yitzhak Molcho, informó el portavoz del Ministerio del Exterior jordano, Mohamed Kayed, informó DPA.

Al encuentro también asistió el ministro del Exterior jordano, Nasser Yudeh, dijo Kayed a la agencia de noticias oficial Petra que  “de todas formas, la brecha continuó, como se esperaba, entre las actitudes de las dos partes en sus discusiones sobre temas importantes”, añadió.

Previamente, la Organización para la Liberación de Palestina (OLP) había dicho que los palestinos esperaban poco de los israelíes.

La posición palestina sobre los asentamientos israelíes sigue siendo la misma, agregó y reiteró que Israel debe congelar la construcción de asentamientos en Cisjordania y Jerusalén oriental antes de que se puedan llevar adelante conversaciones serias.

Si antes del 26 de enero no se logran nuevos avances, los palestinos modificarán su táctica y estudiarán otras opciones, agregó.

Ese día se cumple el plazo que el Cuarteto (integrado por Naciones Unidas, Unión Europea, Estados y Rusia) había impuesto. Hasta entonces se tienen que presentar las propuestas para el futuro trazado de la frontera así como las disposiciones de seguridad.

El ministro del Exterior de ultraderecha israelí, Avigdor Lieberman, acusó hoy a los palestinos de no estar interesados en las negociaciones y de que su verdadero objetivo era acusar a Israel del fracaso de las conversaciones.

“Los palestinos asistieron a las negociaciones en Amman porque no le podían decir no al rey de Jordania. Pero no es posible alcanzar un acuerdo con los palestinos en un futuro cercano porque no están interesados”, dijo el ministro a un comité parlamentario en Jerusalén según medios israelíes.

Por su parte, la portavoz del Departamento de Estado estadounidense, Victoria Nuland, afirmó que Estados Unidos daba la bienvenida al papel de Jordania en estas inesperadas nuevas conversaciones. “Nos da aliento que los dos se están sentando a la mesa, que están hablando de forma directa”, dijo a periodistas en Washington.