El Teatro Universitario TU/UCR celebra el 70 aniversario de su fundación.

La Cartelera 2020 inaugura la segunda década del siglo XXI con obras representativas de nuevos creadores seleccionados por el Teatro Universitario (TU) para llevar a escena cinco producciones propias ganadoras de concursos abiertos y dos coproducciones con grupos independientes.

La primera obra del año será El Crimen Nuestro, un espectáculo creado y dirigido por Kyle Boza que aborda la historia de dos familias costarricenses que se ven sumidas en dinámicas patriarcales, machistas y de violencia.

Además del interés de abordar estos temas, la obra hará un homenaje al montaje El Crimen Nuestro de cada día, que realizó Danza Universitaria para celebrar sus 40 años, el año anterior. La pieza trasladará parte de la coreografía de danza al teatro tomando como referencia muchos de los elementos utilizados en esta.

La segunda puesta en escena corresponde a la Temporada de Jóvenes Dirigiendo, con la obra Nuestra Señora de las Nubes, de Arístides Vargas, con dirección de Alex Condori. La pieza es una obra que constantemente nos lleva al recuerdo para no olvidar los hechos tan violentos que sucedieron (y suceden) en América Latina. Es un rompecabezas que se arma para no olvidar aquellos hechos y, sobre todo, es una advertencia para no repetirlos.

Otra obra de la Temporada de Jóvenes Produciendo, es ¿Quién habla cuando hablo? cuya dramaturgia y dirección las realiza Milena Picado Rossi. La directora apunta que, la inestabilidad ontológica propia del sujeto contemporáneo deviene en una crisis entre identidad y pluralidad, donde la realidad está constantemente determinada por la mirada de la Otredad.  

“Entramos, por lo tanto, en un terreno donde se cuestiona la realidad ya que ésta no es solamente una, hay tantas realidades como sujetos en el mundo. El transcurrir del tiempo también es relativo por lo que se hace imposible ubicarnos en un solo momento inequívoco de la existencia de nuestra protagonista, sino que habitamos la simultaneidad y la multiplicidad de su existencia”.

En el 2020 el Teatro Universitario también presentará teatro infantil con la obra Valentín cantá una canción mientras las nubes siguen ahí, de Allan Fabricio Pérez. Esta pieza resultó ganadora del Primer Concurso de Dramaturgia Infantil y será dirigida por Cristina Arce.

Los y las estudiantes también tendrán su espacio con la producción del Teatro del Sol que será seleccionada mediante concurso en el primer semestre y se presentará en el segundo.

Las dos coproducciones que se estarán presentando como parte de la cartelera de celebración del 70 aniversario del TU son Cementerio de Ballenas, bajo la dirección de  Andrea Miranda, y Datsun 120, que va a dirigir Cristina Arce, estas dos obras se presentarán en el Teatro de la Facultad de Artes.

CARTELERA 

19 de marzo al 5. El Crimen Nuestro, director Kyle Boza. Teatro Universitario

4 abril y 16 al 19 de abril. Nuestra señora de las nubes (XVIII Temporada de Jóvenes Dirigiendo). Directora Cristina Arce. Teatro Universitario.

7 al 31 de mayo. Nuestra Señora de las Nubes, de Arístides Vargas, con dirección de Alex Condori. Teatro Universitario.

20 de agosto al 13 de setiembre. ¿Quién habla cuando hablo? (Jóvenes produciendo) directora Milena Picado. Teatro Universitario.

Setiembre, sin fecha. Valentín cantá una canción mientras las nubes siguen ahí (teatro infantil) de Allan Fabricio Pérez. Directora Cristina Arce. Teatro Universitario.

Coproducciones

4 al 21 de junio. Cementerio de ballenas. Dirección Andrea Miranda. Teatro Facultad de Artes.

22 octubre a 8 de noviembre. Datsun 120. Dirige Cristina Arce. Teatro de la Facultad de Artes

Teatro Universitario o el “TU”

Su creación en 1950 se convirtió en uno de los acontecimientos más importantes de la actividad escénica nacional de la segunda mitad del siglo XX, ya que marcó el inicio de la profesionalización del teatro costarricense, que fue enriquecido por actores, directores y dramaturgos de otras latitudes acogidos por el Teatro Universitario.

El TU se define a sí mismo como un centro de producción, creación y experimentación teatral y un elemento activo que participa de la evolución histórica de su sociedad.

Es un teatro profesional en el sentido de que asume su tarea artística con la responsabilidad y la ética de quienes lo practican como forma de vida y fuente de trabajo.

Es un teatro experimental puesto que estimula la búsqueda de nuevas formas de expresión escénica y la transformación y renovación del lenguaje escénico, tomando riesgos, tanto en el aspecto ideológico y estético como técnico, con la mira siempre de plantear interrogantes sobre la identidad cultural del costarricense.