La falta de nombramiento de los nuevos especialistas que debieron ser integrados a los servicios de salud en 2013, ha generado una presa que afecta a más de 17 mil asegurados en distintas especialidades médicas, los principales afectados son los estudios radiológicos, las cirugías y procedimientos médicos especializados de diversas áreas.

“Esta inoperancia significa que a más de cinco mil pacientes no se les puedan realizar estudios radiológicos, no se realicen más de dos mil cirugía por mes, así como más de diez mil procedimientos médicos especializados” señala la Unión Médica Nacional.

Los médicos exhortaron a la jerarquía de la Caja para que explique cuáles son las causas de la crisis que están viviendo miles de costarricenses por no contar con los médicos especialistas para atender sus problemas de salud.

En la Unión Médica, señaló, que mantienen el compromiso con las comunidades para que cuenten con los servicios médicos adecuados dentro del marco de legalidad que regula la profesión y los derechos de los profesionales médicos.

La Caja dejó de aplicar el “contrato de retribución social” que es un mecanismo utilizado desde hace años para garantizar la incorporación de nuevos especialistas e impedir que se genere un faltante pero, de acuerdo con los médicos, la Caja dejó de lado ese instrumento y pretendió resolver a través del servicio social para especialistas.

Recordaron los galenos en un comunicado que la Constitución Política obliga a la CCSS a brindar servicios médicos en forma oportuna y eficiente lo que implica que “las autoridades políticas y administrativas de la Caja están legalmente obligadas a tomar todas las previsiones que sean necesarias para contar con los recursos materiales y humanos suficientes para garantizar la tutela efectiva del derecho fundamental a la salud de nuestra población”.

La Unión Médica informó que han ofrecido a las autoridades apoyo y soluciones eficientes para llenar en el corto plazo las necesidades de los distintos centros hospitalarios pero no han obtenido la respuesta esperada por parte de las autoridades de la Caja.