Claudia Herrera y Alonso Urrutia

México, DF. Al cumplir 100 días de gobierno, el presidente Enrique Peña Nieto señaló que no vino a administrar, sino a realmente transformar a México. En un discurso de 19 minutos hizo un reconocimiento al PAN, PRI y PRD por signar el Pacto por México.

Al encabezar una ceremonia en Palacio Nacional, señaló esta mañana que trabajan en los consensos para concretar la reforma en telecomunicaciones.

El acto dio inicio con la proyección de un video que mostró imágenes de sus actividades efectuadas en este periodo de tiempo. En el presidium estuvo acompañado de integrantes de su gabinete legal y de su esposa Angélica Rivera.

Comenzó por enunciar los "avances" alcanzados en sus cinco metas de lograr un México en paz, incluyente, con educación de calidad, próspero y convertirlo en un actor con responsabilidad global.

Dedicó apenas un par de minutos a explicar su nueva política de seguridad pública y no mencionó la detención de Elba Esther Gordillo, el tema que ha marcado el arranque de su administración.

Aseguró que al inicio de su gobierno se comprometió a encabezar una Presidencia democrática y que en este tiempo se ha logrado tener un país con visión y rumbo claro.

Resaltó el lanzamiento de la Cruzada contra el hambre, la reforma educativa y la creación de un seguro de vida para las jefas de familia.

Casi al finalizar su alocución expresó: "No vinimos sólo a administrar, sino a transformar el país".

El mandatario nacional permaneció otros 20 minutos en Palacio Nacional para despedirse de sus invitados, entre los que se encontraba el coordinador parlamentario del PRI en la Cámara de Diputados, Manlio Fabio Beltrones.

No fueron invitados dirigentes partidistas ni representante de otros partidos políticos.

Previo a que ofreciera dicho mensaje, ya se anticipaba que hablaría de los cinco principales ejes de acción que anunció durante su toma de posesión el pasado 1 de diciembre, entre los cuales se encuentra lograr un México en paz. En este renglón durante estos cien días presentó la nueva política de Estado por la seguridad y la justicia; se promulgó y publicó la ley general de víctimas y se presentó el programa nacional de prevención social de la violencia y la delincuencia, a la cual le fueron asignados 118 millones de pesos como presupuesto, al tiempo que se instaló una comisión intersecretarial para darle seguimiento e instrumentación.

Asimismo, en cuanto a la búsqueda por alcanzar un México incluyente, el gobierno federal d Nieto anunció en este periodo la canalización de 66 mil millones de pesos para la consolidación del seguro popular y la creación del seguro de vida para jefas de familia, al cual se le asignaron 400 millones de pesos. En paralelo se inició la cruzada nacional contra el hambre y se instaló el sistema nacional para su instrumentación.

Otro de los ejes de gestión del gobierno de Peña Nieto alude al mejoramiento del sector educativo, ámbito en el cual se logró uno de los primeros acuerdos derivados del Pacto por México como fue la reforma constitucional en materia educativa. En un documento breve, donde se hace un apretado resumen de los logros, se alude también a que en este año se canalizó el presupuesto más elevado de la historia para ciencia y tecnología, rubro que recibió un incremento de 18 por ciento con respecto a 2012.

En materia de inversiones para infraestructura, durante los primero 100 días Peña Nieto ha anunciado la realización de diversas obras como el tren transpeninsular Yucatán-Quintana Roo; la construcción de la línea 3 de Monterrey y la construcción de un acueducto de 520 kilómetros en esa ciudad.

Finalmente, en materia de política exterior el documento de la presidencia de la República menciona las diversas visitas que ha realizado Peña Nieto a Uruguay y Costa Rica, así como la declaración de intención entre México y Nueva Zelanda para la innovación de las micro, pequeñas y medianas empresas y el restablecimiento del comercio automotriz con Argentina.