Varias dependencias del hospital Calderón Guardia fueron allanadas por la Policía Judicial y la Fiscalía.
Varias dependencias del hospital Calderón Guardia fueron allanadas por la Policía Judicial y la Fiscalía.

La oficina de Prensa del Poder Judicial detalló que busca pruebas de un supuesto cobro fraudulento por 2,3 millones de dólares, en los que podría estar involucrada esta empresa privada y algunos funcionarios de la CCSS.

Según explica el comunicado oficial, con el allanamiento se busca recabar prueba sobre posibles cobros fraudulentos de insumos ortopédicos que “al parecer realizó una empresa (SYNTHES) al Hospital Calderón Guardia en los periodos del 2010 y 2011”.

“Dichos insumos se relacionan con un procedimiento denominado osteosíntesis, que es un tratamiento quirúrgico de fracturas que son reducidas y fijadas en forma estable mediante la implantación de diferentes dispositivos, tales como placas, clavos, tornillos, pines, alambres y agujas”, indicó la Fiscalía.

La investigación realizada hasta la fecha ha generado la sospecha de que hubo cobros improcedentes entre un total de 1.022 facturas por un total de 2.317.676 dólares  cobradas por la empresa al centro hospitalario.

“Dentro de la investigación preliminar se han logrado establecer irregularidades, como por ejemplo que los pacientes a los que supuestamente se les practicó el procedimiento osteosíntesis no existen, o pacientes que en realidad nunca fueron operados”, indica el informe.

 “Los delitos que se investigan, de momento, son estafa y tentativa de estafa”, precisó la Fiscalía.