La comisión de Asuntos Hacendarios está integrada en su mayoría por diputados cristianos.

También se encuentra amenazado un pago de 34.000 millones de colones por parte del Ejecutivo a la Caja Costarricense del Seguro Social (CCSS) para fortalecer su capacidad financiera en la lucha contra la pandemia, anunciaron el Ministerio de Trabajo y el Instituto Mixto de Ayuda Social (IMAS).

Los diputados de la Comisión de Haciendas, que preside el diputado Carlos Avendaño (Restauración Nacional), alegaron para tomar la decisión que el proyecto de presupuesto extraordinario no refleja suficiente interés del gobierno en recortar sus gastos.

No obstante, el Poder Ejecutivo replicó que en este segundo proyecto de presupuesto extraordinario se incluye un recorte de 62.452 millones de colones correspondientes a partidas del gobierno central y de la reducción del pago de intereses. A dicha suma se agregan recortes de 70.000 millones que se efectuaron en el primer presupuesto extraordinario, para un total de 132.452 millones.

El presupuesto incluía una autorización para destinar 75.000 millones al pago de nuevos bonos para unas 200.000 personas. Otros 166.000 millones ya se han pagado o están comprometidos para pagar los próximos meses a otros beneficiarios.

“Lamentamos profundamente la decisión tomada esta tarde en la comisión de asuntos hacendarios. Confiamos en que el plenario legislativo permitirá que lo miles de personas despedidas, con jornadas reducidas o ingresos afectados por la pandemia sigan teniendo un apoyo del Estado en estos momentos de crisis”, reaccionó la ministra de Trabajo, Geannina Dinarte.

La funcionaria señaló también que es “muy preocupante” que los 34.000 millones presupuestados para la CCSS no se pudieran entregar por imposibilidad legal, en momentos en que la institución afronta un incremento importante en sus gastos para proteger a la población de la pandemia y, a la vez, una reducción significativa en sus ingresos.