La decisión se apoyó en la información suministrada por los organismos científico-técnicos –Red Sismológica Nacional (RSN ICE-UCR) y el Ovsicori (UNA)- que demuestra una baja importante en la actividad volcánica cuya afectación se limita ahora al área del Parque Nacional.

Los vulcanólogos visitan constantemente el cráter del volcán para realizar mediciones de emisión de gases y ceniza y aseguran que aunque la actividad ha disminuido considerablemente, hay que mantener el monitoreo y estar alerta ya que el Turrialba es uno de los cinco volcanes activos del país.

“A pesar de que la condición del volcán es más estable, las instituciones integrantes del Sistema Nacional de Gestión del Riesgo continúan desarrollando actividades de prevención e información dirigida hacia la población, por ejemplo esta semana, se estará distribuyendo volantes con medidas preventivas ante la caída de ceniza” señala el comunicado de la CNE.

Por otra parte, el Ministerio de Obras Públicas y Transportes (Mopt) informó que continúan con las obras de reparación en infraestructura de caminos, que inició la semana pasada, para mejorar el tránsito de vehículos por las rutas que pueden servir para una posible evacuación.

En tanto que, el Ministerio de Educación Pública dio orden para reiniciar las lecciones en varios de los centros educativos afectados por las erupciones y compartió información con maestros y estudiantes sobre la situación generada por el volcán.

Desde el Ministerio de Agricultura y Ganadería se informó que continúan con las acciones de atención de al ganado y animales domésticos mientras que el Ministerio de Salud realiza chequeos de calidad del agua potable para consumo humano y en las fuentes de agua destinada a los animales.