El juicio había iniciado el lunes anterior con la presencia de los acusados de quienes las autoridades judiciales solo revelaron sus apellidos: dos hermanos Salomón, Rivas, Martínez,  López, Delgado y Centeno, que, según la Fiscalía, se dedican al comercio de huevos de tortuga.

Jairo Mora, de 26 años, hacía una ronda de vigilancia en playa Moín el 30 de mayo de 2013, junto con cuatro voluntarias extranjeras que participaban del programa de protección del desove de tortugas baulas de la organización Wide Cast -para la que trabajaba Mora- cuando fueron atacados, llevados hasta una casucha abandonada y retenidos ilegalmente por un grupo de hombres que después se llevaron a Mora y lo torturaron hasta provocarle la muerte, según informes judiciales. El informe forense determinó que murió ahogado con arena.

Al juicio han sido citadas 26 personas a declarar incluyendo los testimonios de las cuatro ambientalistas extranjeras que rindieron su declaración por mecanismos no convencionales, debido a que no se encuentran el nuestro país.

Los imputados en el caso por el homicidio de Mora también enfrentarán otros cargos por violación y robo agravado, entre otros.