"Quisiera que seamos recordados por haber superado el hambre", la potente frase del presidente argentino Alberto Fernández. (Imagen: EFE)

Mientras miles de sus partidarios llenaban la Avenida de Mayo, que separa el Congreso de la Casa Rosada, juraron lealtad y responsabilidad con la Nación, luego recorrieron en autos normales y sin escolta militar, flanqueados por personas de confianza, la avenida entre vítores y cantos hasta llegar a la casa de gobierno, en Plaza de Mayo.