El diputado Javier Cambronero, integrante por el partido oficialista de dicha comisión, recordó que existe un consenso muy amplio en el país en torno a la necesidad de dicha moratoria.

“Es importante recodar que expertos, sectores, ministerios, municipalidades y universidades consultadas sobre el expediente se pronunciaron a favor de la moratoria; por lo que en este momento debe primar el interés de la mayoría”, señala el legislador.

Esto es particularmente importante “cuando está en juego nuestra riqueza natural, el desarrollo humano, la economía y la salud de seres humanos, así como de seres vivos”, indicó el congresista.

Cambronero recomendó un texto sustitutivo que subsana situaciones relacionadas con el establecimiento del plazo a la moratoria, tipo de cultivo, el tipo de uso de los organismos vivos modificados, la incorporación de la definición de organismo vivo, la entidad encargada de la supervisión y la ley que sanciona el irrespeto de la moratoria.

El documento incluye un transitorio en que quedan a salvo los derechos adquiridos o situaciones jurídicas consolidadas con anterioridad a la entrada en vigencia de la ley pero que también impide que se amplíen las áreas de siembra autorizada en los permisos vigentes, ni extender su aplicación a otros organismos modificados

“Mantenemos nuestro compromiso con la población costarricense, sobre todo con el sector productivo, que es la base del ingreso nacional y del desarrollo de la zona rural, tan afectada por políticas excluyentes y que afectan directamente regiones importantes en el territorio nacional”, aseguró el diputado.