Costa Rica ha sido un país tradicional en la acogida de refugiados. 

El anuncio se produjo durante una reunión del presidente con el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR), Filippo Grandi, quien realiza una visita oficial al país en el marco de una gira por Latinoamérica.

El convenio, cuyo financiamiento será asumido por ACNUR, busca ampliar el seguro médico a 6.000 personas refugiadas que ya gozan de dicho beneficio e incorporar a otras 4.000 en el curso del 2021, explicó la Presidencia.

“Sabemos que esto marcará una gran diferencia en la calidad de vida de las familias que han huido de sus países en busca de refugio para salvaguardar sus vidas, especialmente cuando la pandemia ha mostrado las grandes brechas de desigualdad en todo el mundo”, expresó Alvarado.

Según informó la Presidencia, el mandatario reiteró a Grandi la posición de Costa Rica en el sentido de que el abordaje del problema migratorio requiere de un enfoque regional para poder darle soluciones integrales.

“A pesar de las enormes limitaciones, el gobierno de Costa Rica ha mantenido su larga tradición de acogida y la implementación de políticas e iniciativas de protección e integración de los refugiados”, señaló el comunicado.

Durante la visita del Alto Comisionado, se efectuará un encuentro virtual de éste con los cancilleres miembros del Sistema de Integración Centroamericano (SICA) para analizar la situación de las personas desplazadas en la región.