Pese a haber tenido un arranque poco promisorio en los X Juegos Centroamericanos, hace ocho días, Costa Rica se atreve hoy a soñar con el triunfo, luego de que sus atletas cumplieron una brillante jornada el pasado fin de semana.

Solo el domingo,  nuestros atletas cosecharon 11 medallas de oro en diferentes disciplinas,  lo que le permitió saltar del tercero al segundo lugar, por encima de El Salvador, y cada vez más cerca de Guatemala, que se mantiene como líder.

Las primeras medallas  doradas conseguidas por los ticos  el domingo fueron las de Katherine Herrera y Paolo Montoya en el ciclismo de montaña, en la prueba de los 26 km masculino y femenino.

Luego vino el triunfo en la prueba de resistencia ecuestre, que se llevó a cabo en  Cañas,  Guanacaste, tanto en equipos como en la prueba individual en la que Diego Zamora se colgó el oro.

En patinaje fue Susan Piedra la ganadora de una presa dorada en el maratón femenino; y el tico Carlos Montoya hizo lo propio en la competencia del maratón de patinaje para hombres.

En la pista del Estadio Nacional, Shantelly Scott obtuvo el oro en los 200 metros planos femenino.

Ana María Porras rompió el record centroamericano en el categoría de heptatlón y se bañó de oro en la que es considerada la prueba de atletismo más completa.

Porras hizo un puntaje de 4.785 y superó varias marcas personales, en una jornada  llena de emociones y satisfacciones para la representación costarricense.

Costa Rica ganó también las competencias de racquetbol masculino y femenino.

Al final de la jornada, Guatemala quedó con 54 medallas de oro; Costa Rica con 48 y El Salvador con 40. En una semana que falta para la conclusión de los juegos podrían cambiar muchas cosas, pero el trabajo de los atletas ticos va bien encaminado.