“El Hospital Calderón Guardia no se ha quedado ni un solo minuto sin agua y mucho menos por el programa de racionamiento que ejecuta la institución por motivo de la época seca”, aseguró la Presidenta Ejecutiva del Instituto Costarricense de Acueductos y Alcantarillados (AyA), Yamileth Astorga.

El martes circularon, en redes sociales, quejas de ciudadanos por la supuesta suspensión del agua en el hospital, en medio de la crisis creada por la aparición del covid-19 en el país.

La presidente de AyA, Yamileth Astorga, explicó que el hospital Calderón Guardia recibe aguad por el acueducto y que dispone de un tanque de reserva que se llena durante las noches con el agua de las tuberías.

Este tanque de reserva “usualmente no es empleado por parte del centro hospitalario ya que dispone de un buen nivel de líquido. El tanque ni siquiera ha necesitado en fechas recientes del llenado por medio de cisterna, que es un servicio que ofrece el AyA de forma prioritaria ante faltantes de agua a centros de salud, centros educativos, centros de adulto mayor y penitenciarios, entre otros”, puntualizó la jerarca.

“Lo que sucedió es que la consulta externa que se sitúa en edificios en los alrededores del hospital se vio afectada ayer (lunes) y hoy (martes) por una disminución del nivel de agua del tanque de Sabanilla. Y el problema es que, a diferencia del hospital, los consultorios externos no cuentan con tanques, de modo que era imposible solventarles la situación ni siquiera disponiendo de cisternas, porque no había donde almacenarla”, apuntó Astorga.

La  funcionaria dijo que la dirección del Hospital Calderón Guardia les ha confirmado que no disponen de tanques y les es difícil obtenerlos en el corto plazo, por lo cual AyA ha tomado la decisión de no aplicar, por el momento, racionamientos en el sistema de Montes de Oca que lleva agua a la comunidad donde se sitúa el centro hospitalario y sus alrededores.

La medida también afectará de forma positiva a la Universidad de Costa Rica, entre otros.

Acciones interinstitucionales

El lunes 9 de marzo Astorga dio a conocer una serie de acciones interinstitucionales de emergencia para mejorar el suministro de agua en el Área Metropolitana, a fin de atender los protocolos de prevención recomendados en el caso de CORVID-19.

Identificación de pozos. La Dirección de Aguas del MINAE y el AyA trabajan en la identificación de pozos privados en San José para conectarlos provisionalmente al sistema público. De hecho, ya se iniciaron las conversaciones con diferentes empresas privadas para estos efectos.

Compra de tanques. El AyA ejecuta un proceso de compra e instalación de 20 tanques de almacenamiento para ubicarlos en espacios públicos de los sectores más críticos (Alajuelita, Zapote y barrios del sur). Estos se llenarán con camiones cisterna del AyA.

Atención a centros prioritarios. Con el Ministerio de Educación se identificaron centros educativos en sectores críticos para equiparlos de tanques y abastecerlos con camiones cisterna, lo mismo que centros de salud y penitenciarios, hogares de adultos mayores y otros puntos.

Control de desabastecimiento. AyA realiza un control del Acueducto Metropolitano para evitar sectores con horarios prolongados de desabastecimiento.