Nueva York, Estados Unidos | AFP | miércoles 11/03/2020 -

por

 

El famoso productor de Hollywood, que cumple 68 años la semana próxima, se enfrenta así a la perspectiva de terminar su vida en prisión, luego de que el juez James Burke ignorase el pedido para aplicarle la sentencia mínima de cinco años.

El juez pareció inmutable al escuchar el pedido de clemencia del productor de cine y de sus abogados, y le aplicó una sentencia que se acerca al máximo legal, 29 años, una gran victoria para el movimiento #MeToo contra la agresión y el acoso sexual.

- "Confundido" -

"Estoy totalmente confundido", dijo Weinstein al juez, antes de culpar al #MeToo del escándalo y de compararlo con la persecución de comunistas impulsada por el senador estadounidense Joseph McCarthy durante la Guerra Fría.

"Yo fui el primer ejemplo y ahora hay miles de hombres acusados. Estoy preocupado por este país", añadió.

El 24 de febrero, un jurado popular halló culpable a Weinstein de agresión sexual por practicar sexo oral forzado a la exasistente de producción Mimi Haleyi en 2006. También fue hallado culpable de violar a la exactriz Jessica Mann en 2013.

Más de 80 mujeres le han denunciado por acoso, agresión sexual o violación a lo largo de varias décadas, pero solo fue juzgado por estos dos casos cuyos delitos no han prescrito.

Un total de 24 de ellas, incluidas las actrices Ashley Judd, Rosanna Arquette y Rose McGowan, dijeron que el legado de Weinstein será para siempre ser un violador en serie.

"Irá a la cárcel, pero ninguna sentencia reparará las vidas que arruinó, las carreras que destruyó, o el daño que causó", dijeron.

Débil y empalidecido, Weinstein fue retirado de la corte en una silla de ruedas mientras las seis mujeres que testificaron en su juicio, como la actriz Annabella Sciorra de la serie "Los Soprano", se abrazaban en primera fila.

Varias personas presentes en la sala aplaudieron mientras las acusadoras y los fiscales salían del tribunal.

- Una advertencia -

"Agradecemos a la corte por imponer una sentencia que es una advertencia para los depredadores sexuales y las parejas abusivas en todas los segmentos de la sociedad", dijo el fiscal de Manhattan, Cyrus Vance, tras el anuncio de la pena.

El fiscal agradeció asimismo a las acusadoras por "su coraje indescriptible".

"Harvey Weinstein desplegó nada menos que un ejército de espías para mantenerlas en silencio. Pero se negaron a ser silenciadas, y fueron escuchadas. Sus palabras tumbaron a un depredador, lo pusieron tras las rejas y dieron esperanzas a los sobrevivientes de violencia sexual a través del mundo", indicó.

La abogada principal de Weinstein, Donna Rotunno, pidió al juez que aplicase la pena mínima de cinco años porque Weinstein fue juzgado de antemano por la prensa, fue muy exitoso profesionalmente, hizo grandes donaciones a obras de caridad, sufre de problemas de salud y roza casi los 70 años.

Incluso con la pena mínima "es muy posible que Weinstein no viva hasta el final" de su sentencia, dijo.

Al exigir una pena dura, la fiscal Joan Illuzzi dijo al juez que Weinstein "estaba borracho de poder". 

"Tenía los sueños de muchas personas en sus manos" pero "estas jóvenes soñadoras no eran ni siquiera personas para él", añadió.

Antes de la sentencia, y por momentos llorando, Mimi Haleyi dijo al juez refiriéndose a Weinstein: "Aplastó parte de mi alma".

"Ahora me siento aliviada de saber que no está por encima de la ley", sostuvo.

"Este hombre robó mi cuerpo" y "estoy obligada a llevar la carga de esa experiencia conmigo hasta que muera", dijo al juez la otra acusadora, Jessica Mann. Pero ahora "los monstruos ya no están más escondidos en mi closet", añadió.

- "Justicia" -

Fuera de la corte penal estatal de Manhattan, la abogada de muchas celebridades que acusaron a Weinstein, Gloria Allred, alzó feliz un cartel que leía "20+3", la pena aplicada por cada delito. Y también "Esto es justicia".

Tarale Wulff, que testificó en el proceso cómo fue violada por Weinstein cuando era moza del bar Cipriani, se dijo satisfecha por la larga sentencia.

"Por la primera vez puedo decir que siento una sensación de felicidad", dijo a periodistas.

Se prevé que el productor de cine, padre de cinco hijos, sea encarcelado en el estado de Nueva York.

Aún debe responder a una inculpación en Los Ángeles por la presunta violación de una modelo italiana en febrero de 2013 y la agresión sexual a la exmodelo Lauren Young a la noche siguiente.