En el acto que tuvo lugar en el Parque Juan Santamaría sin los tradicionales festejos, debido a la pandemia COVID-19, dos músicos interpretaron la Marcha del silencio en honor a los soldados que lucharon en la batalla de Rivas el 11 de abril de 1856.

Alvarado pidió un esfuerzo nacional “para derrotar con valentía y amor por Costa Rica al COVID-19, como lo hicieron los costarricenses con los filibusteros hace 164 años en la batalla de Rivas”, al evocar a Juan Santamaría, quien “al quemar el Mesón de Guerra ayudó a expulsar de Nicaragua a los invasores comandados por el estadounidense William Walker.”

“Juan Santamaría representa el valor y el coraje de los y las costarricenses en los momentos más difíciles. Ese recordatorio de su desprendimiento por la patria, como lo tuvieron muchos otros compatriotas, nos llega hoy en un momento de necesidad de unidad donde todos tenemos que sacar lo mejor de nosotros”, dijo, y llamó a la población a cumplir con las medidas sanitarias.

La alcaldesa de Alajuela, Laura Chaves, agregó que “todos los costarricenses debemos, junto al gobierno de la República, hacer filas y juntar esfuerzos para enfrentar no solo la pandemia sino la situación económica que provocará, seamos patriotas”.