El acuerdo modificó los artículos 10, 12 y 13 del Sistema del Seguro de Salud que se relacionan con la protección a través del beneficio familiar, lo que hizo posible el seguro familiar para parejas del mismo sexo y para otros beneficiarios dentro de esta misma modalidad.

Gustavo Picado, gerente financiero de la CCSS, dijo que estas reformas “significaron un avance trascendental de la seguridad social costarricense en materia de respeto a la igualdad de derechos para parejas del mismo sexo”.

La aprobación de las reformas al reglamento del CCSS se aprobaron en octubre de 2014 y entraron en vigencia en noviembre.

Para que se haga efectivo el Seguro Familiar tanto para parejas homosexuales como heterosexuales casadas o en unión de hecho, se deben cumplir los siguientes requisitos:

Demostrar el Vínculo: Consanguinidad (padres, hijos, hermanos.)

Legal (matrimonio, menores en custodia o unión de hecho reconocida).

Afinidad (parejas del mismo sexo, padres de crianza, hijos putativos).

Establecer la Convivencia. Cónyuge, se da por cumplido. En caso de unión de hecho, se comprueba: relación estable, bajo un mismo techo, pública y notoria, exclusiva, y al momento de gozar el beneficio, libertad de estado del asegurado directo y el beneficiario familiar.

Documentar la Dependencia económica: La persona en relación con la cual se pide el beneficio debe depender económicamente del asegurado(a) directo.

Se da por cumplida para hijos menores de edad, pues a los menores los cubre la protección del Código de la Niñez y la Adolescencia.

Según Picado Chacón hasta el momento 102 parejas inscribieron la solicitud y 87 ya obtuvieron el beneficio del Seguro Familiar para su pareja, según consta en el registro de la CCSS para tal efecto.