Costa Rica jugó este martes su mejor partido de la eliminatoria mundialista  y logró traerse un punto del mítico Estadio Azteca, lo cual le permite mantenerse entre los tres primeros lugares de la hexagonal y soñar con un desenlace feliz en la eliminatoria rumbo a Brasil 2014.

Con el empate 0-0 ante México, la “sele” sumó 8 puntos al cierre de  la primera vuelta, los mismos que México, aunque éste con un partido más.

El equipo nacional, dirigido por el colombiano Jorge Luis Pinto, enfrentó con éxito una batalla difícil, planificada con inteligencia y librada con disciplina y arrojo.

De jamón a pesadilla

Lo que la prensa mexicana definía como un jamón, se empezó a perfilar como un hueso difícil de roer desde los primeros minutos.

De entrada, Joel Campbel metió un susto de infarto a los mexicanos en una acción de contragolpe que estuvo a un tris de convertirse en el primer tanto del partido.

A partir de ese momento, los anfitriones se dieron cuenta de que arriesgar debilitando la defensiva no era una opción. El equipo costarricense, por su parte, trabajó con una sorprendente concentración y disciplina en su parte ofensiva, construyendo una barrera que los mexicanos no lograron romper.

La línea de tres centrales, reforzada en los costados por Christian Gamboa y Junior Díaz, desbarató todos los intentos ofensivos de los aztecas, mientras que del medio campo hacia arriba se repetían las escapadas peligrosas de Campbell, manteniendo a México dentro de un esquema de mucha cautela.

En la segunda parte, México tomó la iniciativa, pero el esquema defensivo de Costa Rica se volvió aún más complicado y, con el paso de los minutos, los mexicanos cayeron en la trampa de la desesperación.

Costa Rica tiene ahora la posibilidad de cerrar la primera vuelta de la hexagonal con ventaja sobre México, si el próximo martes puede vencer o al menos empatar a Panamá en su visita a San José.

Para México, el resultado de este martes es un balde de agua fría, pues acumula su quinto empate en el torneo.

Otros resultados

Con su triunfo en la quinta jornada 2-0 ante Panamá, Estados Unidos llegó a 10 puntos y encabeza la clasificación.

Los norteamericanos tendrán que venir a jugar a Costa Rica el 6 de setiembre, ocasión en que probablemente no habrá una nevada descomunal, como ocurrió en el partido de ida, y ambos equipos podrán medirse en condiciones de mayor igualdad.

Por su parte, Honduras se impuso este martes 2-0 ante Jamaica y sumó siete puntos.

Jamaica quedó definitivamente hundido en el fondo de la tabla con solo 2 puntos y ya con pocas posibilidades de recuperarse.