Presidente Carlos Alvarado anunció el apoyo del Sistema de Naciones Unidas al cordón sanitario de la franja fronteriza norte. (Captura de pantalla)

Alvarado puntualizó que estaba previsto que la situación sanitaria en la franja limítrofe se complicara, como lo estamos viendo, por lo que el gobierno trabajó con la cooperación internacional desde marzo. La ayuda, señaló, “se concreta en este momento para evitar que la situación sanitaria se salga de control”.

“Hemos abogado porque la situación sanitaria que existe en la zona norte del país requiere el apoyo internacional”, dijo el mandatario.  

La ayuda de la ONU que se anunció este jueves, consistirá en la dotación de recursos financieros por el orden de los 200 millones de colones y la participación de la Organización Panamericana de la Salud (OPS) con personal médico y técnico y el suministro de medicamentos para la atención de pacientes con COVID-19, en coordinación con la Comisión Nacional de la Emergencias (CNE).

Otros organismos que van a participar en los equipo de tareas en terreno con la CNE, adelantó Alvarado, son Médicos sin Fronteras y la Cruz Roja.

La representante del Sistema de Naciones Unidas, Alice Shackelford, hizo un vehemente llamado a evitar la xenofobia desde el lenguaje hasta las acciones porque “el COVID-19 no conoce fronteras ni el lugar de nacimiento”.

Explicó que el papel de la ONU en el abordaje de la situación en el cordón fronterizo de la zona norte, es un mensaje de reconocimiento al pueblo de Costa Rica por su tradición de solidaridad, “estamos enfrentado una crisis mundial de grandes proporciones, los impactos son también duros para Costa Rica” y reconocemos que sus estrategias han tenido muy buenos resultados.

Shackelford dijo que la participación de la ONU en el abordaje de la zona norte se hará a través de las instituciones públicas bajo la coordinación de la CNE.

Costa Rica ha registrado 538 casos confirmados en apenas 15 días, casi un 34% de aumento en el número total, y la mayoría se concentran en la franja norte del país.

El ministro de Salud, Daniel Salas, dijo que los equipos sanitarios han intensificado la búsqueda de nuevos casos y la contención de clusters que están en confinamiento obligatorio, con el fin de cortar la cadena de transmisión, dar trazabilidad y hacer el cerco sanitario de todos los contagios. Sin embargo, lamentó, hay otras regiones donde también se siguen presentando nuevos casos.

Ante esta situación, el Ministro adelantó que podrían aplicarse medidas sanitarias más rigurosas en los lugares donde se está registrando la mayor cantidad de nuevos casos de COVID-19, si no se logra contener la propagación en las próximas horas.

Salas, insistió en su llamado a los empresarios para que asuman con responsabilidad el cuidado de sus trabajadores, brindándoles condiciones apegadas a las medidas sanitarias más rigurosas. También apeló a la responsabilidad personal de cuidarse.

“Si logramos la aplicación de las restricciones sanitarias vamos a lograr la contención de los contagios. De esta manera podemos evitar que se produzca la transmisión comunitaria” que hemos logrado evitar hasta ahora.

Pero si no hay apego a las medidas sanitarias “habrá restricciones más duras”, dijo.

CIFRAS DEL COVID-19

El Ministro Daniel Salas informó que a este 11 de junio, se registran 77 casos nuevos para un total de 1,538 casos confirmados por COVID-19, en edades de cero a 92 años. 710 mujeres y 828 hombres. 1.150 son costarricenses y 388 extranjeros.

Se reportan 722 personas recuperadas, 345 mujeres y 377 hombres.

Se encuentran hospitalizadas 20 personas, tres en cuidados intensivos con un rango de edad de 59 a 72 años. Las personas fallecidas son 12, tres mujeres y nueve hombres de 26 a 87 años.

Hay casos positivos en 74 cantones. Por edad tenemos: 1287 adultos, 72 adultos mayores y 179 menores de edad.

A este momento se han descartado 21.275 personas y se han procesado un total de 30.779 muestras.