Se han utilizado más 300 mantas absorbentes de sustancias oleaginosas y barreras de contención, bolsas de contención de residuos sólidos contaminados, dos skimmers.

El gerente general de la Refinadora Costarricense de Petróleo (RECOPE), Max Umaña Hidalgo visitó, este miércoles, el lugar donde se detectó la toma ilegal que originó el derrame de Jet A 1 (combustible de aviación), para inspeccionar en el sitio la situación actual.

Hasta el momento se han utilizado más 300 mantas absorbentes de sustancias oleaginosas y barreras de contención, bolsas de contención de residuos sólidos contaminados, dos skimmers con sus accesorios y fuente de poder, que es un equipo especial para recoger los hidrocarburos que se encuentran en el agua; un exposímetro para control de vapores en la zona y un equipo de succión al vacío, entre otros.

En las mantas y mangas recolectadas este miércoles, no se detectó la presencia del hidrocarburo en el río, donde también se han realizado muestreos y pruebas físicas que ha permitido descartar la presencia de combustibles en el cauce. RECOPE continuará con las labores de limpieza durante la presente semana para asegurar la limpieza del sector.

Suministro de agua potable a la población

A las tareas de suministro de agua potable por parte del Instituto Costarricense de Acueductos y Alcantarillados (AyA) con varios camiones cisternas, RECOPE contrató dos cisternas más para apoyar la distribución de agua potable a la población afectada por la contaminación del sistema de distribución de agua.

Los vecinos de las poblaciones que resultaron afectadas, tienen instrucciones de no ingerir agua que no esté certificada como de consumo humano. Otra indicación es para que una vez que AyA haga el anuncio oficial de que el problema ya fue superado, la población tendrá que dejar todos los tubos abiertos entre 15 y 20 minutos para limpiar las cañerías.