Sé muy bien que estamos en año electoral y que hay 13 aspirantes dispuestos a darlo todo por salvar a Costa Rica. Por lo tanto, pido disculpas por salir con algo tan pedestre, insignificante y elemental como las tarifas de buses.

Desde el jueves 8 de agosto, hay una serie de comunidades por el lado sur de Desamparados que están impidiendo el tránsito de los vehículos y sobre todo del transporte público para ver quién les pone un poco de atención. Sin embargo, los medios y la politiquería nacional están inmersos en otros menesteres más trascendentales.

La ARESEP sacó un comunicado de prensa, este miércoles 7, en el cual afirmó que estaba en disposición de negociar las tarifas y, por supuesto, desvió la atención del conflicto. Lo que no aclaró era que iba a negociar las tarifas mínimas entre las poblaciones locales y no lo que exigen las comunidades: las tarifas desde las comunidades a San José.

¿Cómo se sentiría usted si le suben la tarifa de gasolina, de taxi o de bus en un 90%?

Eso le sucedió a las siguientes localidades:

1/ De Corralillo de Cartago: Loma Larga, Río Conejo, San Juan Sur y San Juan Norte.

2/ De Desamparados: Jericó, Guardarrama, El Manzano, La Joya, Quebrada Honda y Llano Bonito.

En diciembre del 2012, por ejemplo, en San Juan Norte pagaban C 645 por viajar a San José, ahora pagan por ese mismo trayecto C 1200. En diciembre del 2012, hubo un aumento nacional de un 15%, el 22 de enero hubo un aumento del 33%, el 22 de abril otro 33%; el aumento total es de un 90% porque las últimas tarifas las calcularon sobre el aumento del 15%.

La lucha arranca desde noviembre cuando se realizó una audiencia pública con la ARESEP sin ningún logro, todo lo contrario. En enero, pusieron un recurso en la Sala Constitucional basado en el principio de igualdad y proporcionalidad. Pues, observen, por favor, la siguiente desproporción:

a- De Turrialba a San José hay 63.68 km y la tarifa es C 1395;

b- De San Juan Norte a San José hay 27 km y la tarifa es C 1200.

¡Sin palabras!

De esas comunidades viajan muchos humildes trabajadores a ganarse el pan diario. Por ejemplo, una señora que trabaja en oficios domésticos si logra ganarse C 10.000 en un día, llega a su casa con C7600; es decir, un 25% de su salario se le fue en viajar. Ese aumento de tarifas ha producido deserción laboral de gente ya de por sí muy pobre.

Estoy segura de que la “Hija predilecta de La Negrita” no se ha enterado de esta situación porque con su reconocida caridad cristiana, su inquebrantable espíritu de servicio, su sensibilidad solidaria para el diálogo y la escucha del sufrimiento del pueblo, su sencillez franciscana para vestir; en fin, con sus dotes insignes de servidora pública ya hubiera solucionado este conflicto.

Suplico a quienes no somos hijas o hijos predilectos pero que nos sentimos hermanos y hermanas de esos que todavía luchan por defender su dignidad que nos solidaricemos con esta lucha y exijamos el cumplimiento de los Derechos Humanos.