“Estamos muy satisfechos por la evolución del Sistema de Banca para el Desarrollo, que desde la reforma a la Ley, logró un dinamismo muy importante que le permitió aumentar la colocación de créditos en un 84% en 2015, y alcanzar la meta para el 2016 en el primer semestre de este año”, expresó Welmer Ramos, Ministro de Economía, Industria y Comercio.

El Sistema reportó que en julio, la Banca para el Desarrollo había colocado créditos por valor de ₡160,8 mil millones, superando la meta de 2016 y beneficiando a mipymes, agricultores y emprendimientos de mujeres que por sus características no tienen acceso a la banca comercial. La proyección al finalizar el año se ubica en los ₡187 mil millones.

El ministro Ramos resaltó que los logros de la Banca para el Desarrollo demuestran que el concepto y los objetivos para los que fue creada son sólidos y reafirman el propósito de la Administración Solís Rivera “de que este sistema impulse la generación de empleo, la competitividad y valor agregado para estos sectores productivos y ofrezca las condiciones para el acceso al crédito”.

Los beneficiarios de estos recursos son las mipymes, micro y pequeños empresarios. Los microempresarios representan un 57% de los fondos colocados, los pequeños son el 29%, los emprendedores un 8% y los medianos empresarios son un 6%.

Por actividad, encabeza la lista el sector agropecuario, con un 44%. En segundo lugar se ubica el sector de servicios, con 25%, el comercio con 21% y la industria con un 3%.

En cuanto a la colocación en sectores prioritarios, un 26% se dirige a mujeres, un 17% a cooperativas, un 5% se ubica en zonas de menor desarrollo y un 5% es para adultos mayores.

De esta forma, importantes grupos de la población que anteriormente estaban excluidos de la banca comercial tienen la posibilidad de recibir respaldo financiero, lo que genera empleos, aumenta la competitividad y dinamiza la economía nacional.

La labor del Sistema se muestra vigorosa. Los datos registran un crecimiento promedio de 500 operaciones por mes, lo que permitió que el saldo de cartera, que solo subió de ₡61 mil millones a ₡73 mil millones del 2013 al 2014, pasara a ₡135 mil millones en el 2015, y se estime que superará los ₡185 mil millones en el 2016.

Para el 2017 se estima que la Banca para el Desarrollo brinde apoyo financiero al menos a 7 mil mipymes, con la meta de superar la colocación de créditos por valor de ₡227 mil millones.

Si bien el Sistema de Banca para el Desarrollo fue creado en 2008,  es hasta noviembre de 2014 que los diputados aprobaron de forma unánime la reforma integral al Sistema de Banca para el Desarrollo y en marzo de 2015 con la publicación del Reglamento de la ley, cuando se pone en marcha con el propósito de beneficiar a las micro, pequeñas y medianas empresas, sectores que no tenían acceso al crédito bancario en las instituciones comerciales.