El anuncio lo hicieron ambos jerarcas en una cadena de medios en la que comunicaron que el diálogo será facilitado por el Programa Estado de la Nación, que definirá la metodología y los criterios de representación.

El proceso tendrá una duración de cuatro semanas y los acuerdos que se adopten serán respetados por el Poder Ejecutivo, garantizó el presidente Alvarado. Sin embargo, en aquellos temas en que no se alcancen acuerdos, las decisiones serán adoptadas por el gobierno, precisó el mandatario.

“En esta mesa multisectorial de acuerdos atenderemos la necesidad de la estabilidad fiscal como prioridad inmediata. Necesitamos tomar medidas para evitar una crisis fiscal, para garantizar el bienestar de los y las costarricenses y proteger la inversión social”, explicó Alvarado.

“Queremos evitar un aumento de las tasas de interés y de la inflación para que las personas paguen menos por sus créditos y que además tengan más dinero para consumir, así generaremos confianza para reactivar la actividad económica, el consumo, la inversión y generar empleos”, apuntó.

Por su parte, Cruickshank dijo sentirse con una gran confianza al saber que las representaciones de los diversos sectores sociales y económicos tendrán espacio para plantear sus propuestas e intercambiar opiniones en un ambiente de respeto armonía.

“Como presidente de la Asamblea Legislativa hago un llamado a todas las partes, a los diversos sectores y a las fracciones legislativas para que se sumen y respalden este esfuerzo que hoy convocamos”,  agregó.

El papel de facilitador del diálogo será asumido por Jorge Vargas Cullel, director del Programa Estado de la Nación, quien explicó que la metodología del diálogo y los criterios de representación estarán en la página web de la presidencia: https://www.presidencia.go.cr/.

Vargas aclaró que la designación de los representantes corresponderá a cada sector, con base en los criterios definidos.

 

Diálogo en los territorios

El presidente Alvarado manifestó además que durante los diálogos bilaterales que ha sostenido el gobierno con dirigentes de distintas comunidades, se ha hecho muy clara la necesidad de entablar diálogos territoriales para buscar soluciones a problemas muy específicos

El gobierno, dijo, convocará a dichos diálogos con las fuerzas vivas de las comunidades en forma paralela al diálogo intersectorial.

Tras más de una semana de protestas y brotes de violencia en múltiples lugares del país, este lunes el número de bloqueos había disminuido significativamente, en virtud de acuerdos pactados por el Poder Ejecutivo con la dirigencias locales del movimiento.