El informe recordó que un 20,7% de la población se hallaba en situación de pobreza en 2013, porcentaje que aumentó en el último año hasta casi un 22%, según el último reporte del Instituto Nacional de Estadística y Censos (INEC).

Por otra parte, la desigualdad social llegó a sus máximos niveles históricos.

Un dato que demuestra esta situación es que "el 2% de la población más rica gana 48 veces lo que gana el 10% de los hogares más pobres de Costa Rica", manifestó el coordinador general de investigación del Programa Estado de la Nación, Leonardo Merino.

Estas tendencias están muy ligadas a la existencia de viejos problemas del mercado de trabajo, que el país no ha podido revertir por falta de una adecuada política en ese campo, señaló por su parte el coordinador del Programa, Jorge Vargas Cullel.

El incumplimiento de los patronos en relación con el pago de salarios mínimos tiene un impacto muy fuerte en el problema. Una de cada tres personas ocupadas, un total de 395.295 trabajadores, reciben remuneraciones por debajo de los montos fijados por ley.

Las principales víctimas de esta situación son los residentes de zonas rurales, los habitantes de las provincias costeras y fronterizas, así como los migrantes y las mujeres, según el estudio..

Según Merino, en una situación hipotética en que todos los trabajadores recibieran el salario mínimo, la desigualdad social se reduciría en un 14%.

Asimismo, si se llevara el desempleo a cero y toda la población laboral tuviera educación secundaria completa, la pobreza se reduciría a la mitad, un 10,2% de los hogares, aseguró.

Según la investigación, la extensión de varios programas sociales financiados por el Fondo de Desarrollo Social y Asignaciones Familiares (Fodesaf) contribuyen notablemente a evitar que la pobreza se incremente. De no ser por estos programas, el porcentaje de personas pobres sería mayor en 2.5 puntos.

No obstante, según Vargas, "el país ha fallado en definir adecuadas políticas de empleo y no se ha preocupado por garantizar la calidad y eficiencia del gasto en educación".