Foto: Página 12. Los empleadores tendrán que pagar gastos en que incurren trabajadores en teletrabajo.

Es que, según la nueva normativa, los empresarios podrían ser sancionados por contactar con los trabajadores fuera del horario de oficina.

La nueva ley fue sancionada luego de detectar cómo, en la virtualidad, los horarios de trabajo y carga laboral se extendían hasta horas indefinidas del día. Esta nueva regla se extenderá a todos los trabajadores, no sólo a los que teletrabajan.

De acuerdo a la normativa solo se permiten excepciones por razones de "causa mayor", limitadas a situaciones realmente imprevistas o urgentes. Eso sí, las modificaciones de la legislación laboral portuguesa tendrán límites: no se aplicarán a las empresas con menos de diez empleados.

Por su parte, según informaron las crónicas locales, la nueva normativa también exigen que los empleadores paguen al personal por los gastos relacionados con el trabajo incurridos mientras trabaja en casa, como los costos de electricidad o Internet.

A su vez, los trabajadores con hijos pequeños tendrán derecho a trabajar desde el hogar sin tener que acordarlo previamente con sus empleadores, hasta que el niño cumpla ocho años.

Sin embargo, los diputados portugueses rechazaron una propuesta para incluir el llamado "derecho a la desconexión", es decir, el derecho legal a apagar los mensajes y dispositivos relacionados con el trabajo fuera del horario de oficina.