Empate virtual.
Empate virtual.

El sondeo refleja un apoyo de 17,4% para Araya y un 15,7% para Villalta, pero también muestra una tendencia permanente al descenso del candidato liberacionista y una contraria, de ascenso, a favor del candidato del Frente Amplio.

La encuesta ubica en el tercer lugar a Otto Guevara, del Movimiento Libertario,  con un 10,4%; a Luis Guillermo Solís del Partido Acción Ciudadana (PAC) con 5,1% y a Rodolfo Piza del PUSC con un 3,1%.

Sin embargo, la opción ganadora sigue siendo la indecisión que representa al 30% de los costarricenses.

Ante la pregunta de por quién votaría el día de la encuesta, casi un tercio de los electores no supo qué contestar, en tanto que un 11% dijo que definitivamente no piensa emitir su voto. El sondeo no indagó a profundidad sobre cuál sería eventualmente el comportamiento de los indecisos, por  lo que no se tienen proyecciones en ese sentido, explicaron los investigadores.

El coordinador del estudio, el politólogo Adrián Pignataro del CIEP, explicó que la encuesta se basa en una muestra de 635 personas consultadas por teléfono residencial, distribuida en forma representativa en las principales regiones del país.

Segunda vuelta

La encuesta de la UCR confirma varias tendencias que otras encuestas han venido revelando en los últimos días.

Una de ellas es que el candidato oficialista, Johnny Araya, lleva una tendencia decreciente, mientras que Villalta tiende a subir en la preferencia de los electores.

En una encuesta del CIEP de octubre pasado, Araya tenía un 24,6%, en tanto que Villalta el 9,7%. Esto significa que en el plazo de dos meses, el aspirante verdiblanco ha caído 7,2 puntos, mientras que el frenteamplista subió 6 puntos.

También confirma que la posibilidad de una segunda vuelta es ahora mucho más real que a mediados de año, cuando Araya lucía como el candidato sin rival y fácilmente ganador en una primera ronda.

En todo caso, los indecisos podrían cambiar totalmente el giro de la situación en cualquier sentido en el tiempo que resta para las votaciones, estimó Pignataro.