No obstante, el viceministro de Salud, Pedro González, dijo que eso sucederá en algún momento dentro de los próximos tres meses y afirmó que las autoridades nacionales están realizando esfuerzos para que las entregas se materialicen lo más pronto posible.

Costa Rica ha suscrito contratos con las entidades desarrolladoras Pfizer-BioNTec, Universidad de Oxford-Astrazeneca y el mecanismo Covax para la adquisición de 6 millones de unidades, con las cuales se hará posible vacunar a 3 millones de personas, ya que la protección total la logra la persona con dos dosis aplicadas en el lapso de un mes.

Sin embargo, las dosis no llegarán todas de una sola vez, sino en varias entregas a lo largo de 2021, explicó González.

“Costa Rica está adquiriendo vacunas de alta calidad en términos de seguridad y eficacia, previamente aprobadas por agencias regulatorias del más alto nivel de rigurosidad a nivel mundial”, agregó.

Por su parte, el ministro de Salud, Daniel González, hizo un llamado a los costarricenses para que no presten atención a las teorías de los grupos anti-vacunas que pronostican graves consecuencias para quienes se sometan a la inmunización.

“Las vacunas contra el Covid-19 son altamente seguras y no es cierto que produzcan esterilidad, mucho menos autismo, no modifican nuestro ADN y no contienen coronavirus o microchips”, como afirman los activistas anti-vacunas.

“Las vacunas permiten que nuestro cuerpo pueda neutralizar el virus. Vacunarnos nos protegerá como individuos y como colectivo. Costa Rica es referente en el mundo por su completo esquema de vacunación y su cultura de comprensión de los beneficios de vacunarse. Estamos seguros que la campaña contra el Covid-19 no será la excepción”, manifestó el funcionario.

 

El proceso

 

El ministerio de Salud, la Caja Costarricense del Seguro Social (CCSS) y la Comisión Nacional de Emergencias (CNE) han estado trabajando arduamente para coordinar todos los aspectos técnicos y logísticos para la llegada de los primeros lotes de vacunas, que se administrarán a personal de salud y los grupos de población de más alto riesgo.

Aspectos como el desalmacenaje en aduanas, el transporte apropiado de las dosis a todo el país, la priorización de las personas que recibirán las vacunas y la forma de atender o resolver cualquier contingencia de última hora, son parte del trabajo que está realizando la Comisión Nacional de Vacunación.

La campaña está prácticamente lista para arrancar en el momento en que lleguen las vacunas, según los funcionarios del sector.