Poco más de 50 integrantes del máximo organismo del PAC se reunieron en la sede central del partido en barrio la Granja, en San pedro de Montes de Oca, con el caso de Morales como punto único de agenda.

Un total de 47 asambleístas apoyaron la moción de pedir la renuncia a Morales, uno votó en contra y 6 se abstuvieron, según informó el presidente de la organización, Olivier Pérez.

El órgano también aprobó una moción en el sentido de llevar el caso de Morales ante el Tribunal de Etica con una solicitud de expulsión, en caso de que el aspirante mantenga su posición de no renunciar a la candidatura.

Morales fue cuestionado a raíz de una acusación penal que tuvo hace 19 años, del que fue sobreseído tras una conciliación judicial.

Que no se dude, dice el candidato

El candidato presidencial del PAC, quien no participó en la Asamblea, dijo que su posición ha sido firme en demandar la renuncia a Morales.

“Quiero que no quepa la menor duda de la firmeza con que he tomado la decisión que tomé, aquí no ha habido arreglos bajo la mesa, ni compadres hablados ni nada que pueda indicar connivencia entre el candidato y a quien el candidato ha pedido la renuncia, ni mía ni de mi equipo de campaña”, afirmó Solís en un mensaje grabado al máximo órgano partidario.

El candidato explicó que no asistía a la reunión porque está completamente concentrado en la preparación del próximo debate de candidatos presidenciales, que es “mi prioridad en estos momentos”.

Sin embargo, expresó, “hemos sido claros y hemos sido contundentes” respecto al tema de Morales.

“Esto lo digo para aclarar una serie de dudas que han estado flotando en el ambiente y que creo que ha provocado desazón en muchos espacios partidarios”, indicó Luis Guillermo Solís

En los últimos días, el fundador del PAC y aspirante a diputado por el primer lugar de San José, Ottón Solís, ha sugerido que miembros del equipo de campaña del candidato se han mostrado flexibles ante Morales, quien se niega a acatar el pedido de renuncia.

Solís se ha retirado prácticamente de la campaña y amenaza con renunciar a la candidatura diputadil si Morales se mantiene.

Por su parte, el candidato presidencial recordó que desde el 31 de diciembre pidió claramente a Morales la renuncia y “también asumí plenamente la responsabilidad que tuve en esa postulación y, por lo tanto, también me hizo responsable de sus consecuencias”.

“Le pedí a don Victor que no participara más en la campaña” y “a partir de entonces, se han pronunciado prácticamente todas las instancias del partido apoyando la decisión del candidato: el comité ejecutivo, la comisión política, los candidatos y candidatos a las diputaciones, la Asamblea Nacional y pronto lo hará también el tribunal de Etica”, afirmó.

Sin embargo, reconoció por las experiencias de otros partidos con sus candidatos a diputados (Frente Amplio y Patria Nueva), poco efecto tendrán esas solicitudes si el propio Víctor Morales no está dispuesto a renunciar.

“La normativa electoral es clara respecto a los límites de nuestra autoridad en materia de renuncias a una candidatura si es que Víctor Morales fuera electo como diputado”, apuntó.

Campaña: lo más importante

“Hemos hecho lo correcto, hemos actuado de acuerdo con los principios y valores fundacionales de nuestro partido y me parece que lo que corresponde, cerrado este ciclo, es seguir para adelante”, afirmó Luis Guillermo Solís.

“Esta elección está para ganarse –agregó-, estamos creciendo, estamos desarrollando un trabajo lindísimo en las calles. La Caravana de la Alegría ha tomado los pueblos de este país insuflando energía, cariño, el amor de la gente, nuestros jóvenes que son extraordinarios, esa juventud PAC que está llena de ilusiones, se ha apoderado del corazón de Costa Rica”.

“Estamos en un momento de unidad y no podemos salirnos de esa lógica”, expresó.