La estimación del deterioro de la cartera del INFOCOOP tiene pleno sustento técnico y científico.

El artículo titulado “Auditoría Externa no constató pérdidas millonarias en Infocoop” tiene imprecisiones que inician desde el titular. La firma Auditora Carvajal y Asociados, al revisar el deterioro de la cartera del INFOCOOP, nunca señaló que se tratara de “pérdidas” pues el cálculo del deterioro es una proyección de cómo una cartera de crédito puede verse lesionada en el futuro por razones de impago, a la luz de un conjunto de mediciones estadísticas.

El deterioro de la cartera del INFOCOOP fue estimado científicamente por expertos en economía durante el 2017, siendo el dato cerca de los ¢27.000 millones señalados. Hoy, recalculado con metodología SUGEF, ronda los ¢20.000 millones. Lo que significa que la cartera del INFOCOOP ha mejorado su salud financiera en los últimos tres años. Esta información nadie la cuestiona, pues la firma auditora nunca dice que la fórmula original sea errada.

En términos técnicos, esta fórmula fue sometida a un riguroso análisis, que incluso contó con el apoyo del sistema de banca para el desarrollo. Esta fórmula tiene variables exógenas (del entorno económico) como inflación y tasa básica pasiva y variables endógenas (propias del INFOCOOP) como morosidad, tasa de equilibrio, flujos de caja, entre otros. Asimismo, el modelo contempla la medición de riegos de mercado, operativos, legales, financieros y de liquidez.

El inconveniente que tuvo Carvajal y Asociados fue exclusivamente de carácter informático, al consultar la hoja de cálculo Excel. Esto por cuanto INFOCOOP está en un proceso de elaborar un software específico para aplicar la fórmula a la medida de la Institución. Por ende, dicho inconveniente no significa que esté errada la estimación matemática realizada en el pasado.

Cabe señalar que la Junta Directiva del INFOCOOP había ordenado desde el año 2013 el cálculo del deterioro de la Cartera por exigencias de las Normas Internacionales de Información Financiera (NIC 36), pero la Administración no lo hizo, consciente de que el dato sería muy elevado. Así, con la Intervención del INFOCOOP se logró obtener la cifra en 2017, cosa que molesta a algunos detractores del proceso de Intervención.

Las pérdidas multimillonarias existen

Otro error del reportaje es reducir la Intervención del INFOCOOP al tema del deterioro de la Cartera, sin reparar que el proceso fue más amplio y complejo, pues hoy existen en el Ministerio Público más de 30 casos acreditados de potencial corrupción.

La Intervención del INFOCOOP siempre tuvo un sustento técnico e incluso basó sus hallazgos en informes especializados de auditorías forenses, con alto perfil mundial. En su vasta cobertura, no solo afloró el tema del deterioro de la cartera sino irregularidades en materia de créditos, transferencias, inversiones, donaciones, contrataciones públicas, comisiones liquidadoras de cooperativas y abusos con viajes al exterior. De allí que el llamado “Caso INFOCOOP” no se debilita de ninguna forma si se dieran dudas o revisiones del deterioro de la cartera, el cual en todo caso existe y es muy alto, lamentablemente.

Además, la Auditoría Externa 2018 (a la que se hace referencia) no tuvo como alcance el verificar el universo de denuncias de la Intervención, pues eso ya lo había hecho la firma KPMG y la misma Junta Interventora, igualmente legitimadas. De allí que la frase inicial de la nota es incorrecta pues señala que “Una auditoría externa a las finanzas del Instituto Nacional de Fomento Cooperativo (INFOCOOP) no pudo confirmar las pérdidas millonarias que motivaron la intervención del organismo por parte del gobierno en febrero de 2017 y la persecución de la Fiscalía a varios dirigentes cooperativos”. Este error periodístico es preocupante, pues desconoce la complejidad del problema.

Se concluye por tanto que dicho artículo está lleno de imprecisiones, no tuvo el balance correspondiente porque faltó la versión del INFOCOOP y se basa en conceptos erróneos o tergiversados.

Dirección Ejecutiva INFOCOOP