Imagen. Foto SU. Sergio Rojas y Jehry Rivera líderes brutalmente asesinados por sicarios dentro de los territorios Salitre y Térraba. La foto es de la conferencia de prensa que brindaron en la Universidad de Costa para denunciar las agresiones que sufrió Jehry, unos años atrás con fuertes golpes en la cara y la cabeza, fracturas en su brazo y hematomas en varias partes de su cuerpo. 

Los territorios que visitarán los diputados de la Comisión Legislativa de Derechos Humanos son China Kichá en Pérez Zeledón, Salitre, Cabagra y Térraba, en Buenos Aires de Puntarenas, en el marco de las investigaciones por el asesinato del líder bribri Sergio Rojas, los desalojos de sus propios territorios instruidos por instancias judiciales, la usurpación de sus tierras y las agresiones perpetradas por no indígenas contra estos pueblos.

Acompañaran a la Comisión de DDHH las diputadas María Vita Monge (PUSC) y Nidia Céspedes, independiente.

“La gira responde al compromiso asumido por la Comisión con las y los dirigentes indígenas, de visitar los territorios y sesionar allá, lo cual fue acordado vía moción el pasado 3 de noviembre; moción quedó sin efecto días después por otro acuerdo, tomado el 17 del mismo mes, al determinarse que no era posible hacer la sesión legislativa fuera de San José por las dificultades logísticas y presupuestarias. Aun así, el compromiso de la visita se mantuvo en pie” explicó la legisladora Nielsen Pérez.

Pérez, recordó que la gira se realiza en el marco de la investigación que lleva a cabo la Comisión de DDHH sobre las responsabilidades del Estado en el caso del asesinato del dirigente indígena del territorio de Salitre, Sergio Rojas Ortiz.

Así como sobre las acciones adoptadas en protección de los pueblos indígenas Teribe y Bribri de Salitre, de acuerdo a la orden girada al Gobierno por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), desde el año 2015. Este tema será analizado por el Plenario Legislativo mediante el informe generado por la Comisión, el pasado 26 de enero (Expediente Nº21.360).

El objetivo, señaló Pérez, es conocer más a fondo los distintos problemas que enfrentan las personas indígenas, vinculadas al racismo, actos de corrupción y falta de cumplimiento de la Ley Indígena así como incumplimientos de las convenciones internacionales suscritas por el país en defensa de los derechos humanos y patrimoniales de esta población, en particular la Convención 169 de la OIT sobre Derechos de los Pueblos Indígenas y las Medidas Cautelares 321-12 que dictó la CIDH, bajo cuyo amparo, fueron brutalmente asesinados dos líderes indígenas.

Están previstas cinco reuniones con los Consejos de Mayores y los Consejos Comunitarios, así como con mujeres y jóvenes, con lo que se reconoce la validez de las autoridades autóctonas.

La primera tendrá lugar en China Kichá y la segunda en Kono Jü, ambas son recuperaciones en el territorio Cabecar de Pérez Zeledón.

El segundo día, habrá dos reuniones, la primera en Salitre y la segunda en Cabagra. El tercer día, el domingo, la sesión de trabajo será en Térraba. Adicionalmente, visitarán lugares de especial interés y valor de las culturas ancestrales costarricenses.

TEMAS EN AGENDA

Se abordarán temas relativos a la usurpación de territorios indígenas donde hay procesos de recuperaciones de hecho; así como desalojos judiciales y administrativos, agresiones, amenazas, violencia racista, daños materiales y los graves hechos que culminaron en asesinatos a dos personas indígenas: Sergio Rojas, el 18 de marzo de 2019 y Jehry Rivera, el 24 de febrero de 2020.

Para la presidenta de la Comisión legislativa de DDHH, “las problemáticas que enfrentan los pueblos indígenas se vienen arrastrando desde hace unos 50 años, y es responsabilidad nuestra como legisladores y legisladoras buscar los acercamientos necesarios para encontrar soluciones integrales y duraderas ante situaciones sumamente complejas y graves", dijo la diputada Pérez.

-- DERECHOS ANCESTRALES NO CUSTODIADOS POR EL ESTADO --

En 2010, después de haber sido expulsada violentamente de la Asamblea Legislativa una delegación de los pueblos indígenas que se trasladó a San José para pedir a los diputados y diputadas que votaran a favor o en contra la ley de Autonomía Indígena que se encontraba desde hacía 21 años en la corriente legislativa; los pueblos originarios decidieron impedir que personas no indígenas continuaran arrebatándoles sus tierras y recuperar las fincas usurpadas impunemente, en perjuicio de sus derechos ancestrales.

La inacción e irresponsabilidad del Estado costarricense, ha conducido la situación a un aumento del racismo y la violencia contra los pueblos indígenas costarricenses, principalmente por grupos de terratenientes, sus peones y guardaespaldas, que disputan la posesión de fincas en varios de los 24 territorios indígenas que hay en el país.