Poco antes de las once de la mañana de este jueves se registró una importante actividad eruptiva con actividad sísmica y copiosas columnas de ceniza, que arrastrada por los vientos, cayó en gran parte del Valle Central incluso en la capital.

Los eventos de este jueves fueron precedidos por dos erupciones de regular tamaño que se registraron el domingo anterior, lo que alertó a la Comisión Nacional de Emergencias (CNE) las Municipalidades y los Comités de socorro de los cantones de influencia del coloso, que activaron sus protocolos para mantener una fuerte vigilancia y tomar contacto con las comunidades más cercanas al volcán.

Las tres erupciones que se reportaron hoy, por su intensidad y duración (una de más de 45 minutos) muestran una actividad mayor y diferente a las anteriores, dice el informe de la CNE, lo que dio pie a que se activen las medidas de emergencia.

La CNE señaló que están bajo Alerta Amarilla los cantones de Turrialba y Alvarado y hay mientras que para el Parque Nacional Volcán Turrialba el acceso está restringido al personal autorizado. Los guardaparques del Turrialba activaron de inmediato los protocolos de seguridad e instalaron cierres de carretera a la altura de la Pastora, Las Virtudes y La Central.

A media tarde, ya se han realizado las primeras acciones de respuesta, como la comunicación permanente con las comunidades, la evaluación de daños y el retiro de una familia que habita en el perímetro cerrado de dos kilómetros alrededor del cráter del cráter, trasladada a una zona más segura.

Aviación Civil recibió indicaciones de la CNE para que se tomen las previsiones del caso, especialmente para los vuelos que circulan muy cerca del coloso.

Además, en virtud de la información científico-técnica que indica que este volcán está activo desde hace varios años, la CNE emitió una resolución de carácter vinculante que permite facilitar las acciones preventivas y de mitigación en la zona del Turrialba.

La alcaldesa de Turrialba, María Elena Montoya, convocó este mismo jueves al Centro coordinador de Operaciones en las oficinas de la Municipalidad, integrado por representantes del Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG), Ministerio de Obras Públicas y Transportes (MOPT), Seguridad Pública, Salud, Bomberos, Cruz Roja.

Predecir cuando va a ocurrir una erupción es imposible por lo que las autoridades consideran necesario que la población esté debidamente informada, y preparada para una eventual emergencia, elaborando a nivel familiar y comunal su plan de emergencia.

Actividad preventiva

Este volcán muestra actividad desde el 2010 con un aumento paulatino en la temperatura, actividad sísmica, gasificación y erupciones freáticas, que se han manifestado en daños a la agricultura y ganadería de la región. La última actividad del 29 de octubre del año pasado presentó un nuevo elemento en el escenario: el material magmático.

El Estado costarricense tiene una plan de acción para fortalecer la atención a esta zona, enfocado en cuatro acciones: organización de la población, rehabilitación de rutas de evacuación, atención a los efectos en el ganado y la agricultura, y la supervisión y monitoreo de la actividad volcánica.

Desde hace varios años también, la CNE y el Comité asesor técnico en Vulcanología y Sismología han venido insistiendo en que el Turrialba es uno de los cinco volcanes activos de nuestro país, y por lo tanto, su actividad afecta la seguridad y salud de las personas y animales de las comunidades aledañas.

Por tal razón, la CNE emitió la Alerta Amarilla para los cantones de Turrialba y Alvarado, mantiene una estrecha colaboración y financiamiento con los organismos científico-técnicos para su trabajo científico y ha instalado equipo para el monitoreo en tiempo real del coloso, mientras que con las comunidades se trabaja en organización y capacitación.