El ministro que sacó adelante la reconstrucción del puente Alfredo González Flores (el famoso puente de la platina) y el de la carretera a Heredia (Yolanda Oreamuno) dejó el cargo luego de que su esposa, Andrea Bonilla, lo acusara de agresión.

Los hechos ocurrieron la noche del domingo y las versiones del ahora ex jerarca y de su esposa, que están en proceso de divorcio, son contradictorias. Al parecer, Villalta llegó la noche del domingo a dejar a sus hijos a casa de Bonilla, y en ese momento se produjo una fuerte discusión entre ambos.

La mujer alega que Villalta la agredió físicamente e intentó ahorcarla. El hombre niega esta versión y asegura que solo hubo un intercambio fuerte de palabras.

Tras el altercado, la mujer pidió protección a la policía y acudió a poner una denuncia ante las autoridades judiciales.

El caso es que unas horas después de que se trascendiera el incidente, el presidente Luis Guillermo Solís le pidió la renuncia a su ministro, que deja inconclusas una serie de tareas a las que se había comprometido al asumir el cargo, el 2 de febrero de 2016.

La herencia más importante de Villalta es la reconstrucción y ampliación del puente Alfredo González Flores, sobre la carretera entre San José y Alajuela, que fue concluido y abierto al público hace apenas un par de semanas.

El presidente Solís no ha anunciado quien reemplazará a Villalta por lo que resta de su periodo de gobierno.