Los manifestantes expresan enojo por la escasez de alimentos y medicinas, en medio de la pandemia del Covid-19.

Según denuncias y videos difundidos en redes sociales, varias manifestaciones fueron disueltas de forma violenta por la policía.

Lo que empezó como una manifestación en la ciudad de San Antonio de los Baños al suroeste de La Habana, se fue extendiendo como chispa en polvorín a lo largo del país.

Horas más tarde, el presidente Miguel Díaz-Canel convocó a los seguidores del gobierno a salir a las calles a "enfrentarlas".

Varios videos publicados en redes sociales y fotografías mostraron a militares y agentes de civil golpear y disparar contra manifestantes.

"Estamos convocando a todos los revolucionarios del país, a todos los comunistas, a que salgan a las calles y vayan a los lugares donde vayan a ocurrir estas provocaciones, hoy, desde ahora y en todos estos días", dijo el mandatario en un inusual mensaje que se trasmitió por todas las cadenas de radio y televisión de la isla.

A través de redes sociales, numerosos cubanos trasmitieron en vivo las marchas en las que se veía a miles de personas gritando consignas contra el gobierno, contra el presidente Díaz-Canel y pidiendo cambios políticos.

Según contó Selvia, una de las manifestantes en San Antonio de los Baños, la protesta inicial fue organizada el sábado a través de las redes sociales para este domingo a las 11:30 AM (hora local).

"Nos reunimos frente a la plaza de la iglesia y seguimos toda una marcha por toda la Calle Real y seguimos hasta el gobierno y la policía", dijo en diálogo telefónico con BBC Mundo.

"Esto es por la libertad del pueblo, ya no aguantamos más. No tenemos miedo. Queremos un cambio, no queremos más dictadura", dijo.

Tras la convocatoria del mandatario se reportaron contra-manifestaciones en algunas provincias.

Los videos muestran a decenas de seguidores del gobierno con pancartas de Fidel Castro, banderas cubanas y del Movimiento 26-7 (creado por Castro en su juventud) y gritando consignas a favor del mandatario cubano y en contra de EE.UU.

Las manifestaciones tienen lugar en el peor momento de la pandemia en el país, con denuncias de centros de salud colapsados y tras meses de escasez de alimentos, medicinas y prácticamente todos los productos de primera necesidad.

FUENTE DE LA

Qué ha dicho el gobierno

BBC Mundo contactó con el Centro de Prensa Internacional para solicitar una entrevista con las autoridades de Cuba y conocer su posición, pero no tuvo respuesta inmediata.

En la transmisión televisada Díaz-Canel dijo que en su gobierno estaban "dispuestos a todo y estaremos en la calle combatiendo".

"La orden de combate está dada: a la calle los revolucionarios", afirmó.

"Sabemos que en estos momentos hay masa revolucionaria en las calles haciendo frente a esto", dijo el mandatario, quien fue designado para el cargo en 2018 luego de que Raúl Castro anunciara que no continuaría en el poder.

"No vamos a admitir que ningún contrarrevolucionario, ningún mercenario, ningún vendido al gobierno de EE.UU., vendido al imperio, recibiendo dinero de las agencias, dejándose llevar por todas estrategias de subversión ideológica van a crear desestabilización en nuestro país", agregó.

El gobierno cubano generalmente acusa a sus opositores de ser mercenarios o agentes al servicio de Estados Unidos.

"Habrá una respuesta revolucionaria", dijo Díaz-Canel, a la vez que pidió a los "comunistas", enfrentar las protestas con "decisión, firmeza y valentía".

El llamado a sus seguidores a salir a la calle provocó cuestionamientos entre opositores y en las redes sociales, quienes le señalaron de estar "llamando a una guerra civil".

"Qué irresponsabilidad... esto es el llamado a una guerra civil: ´La orden de combate está dada, a la calle los revolucionarios´, amenaza Miguel Díaz-Canel", escribió en Twitter la reconocida opositora Yoani Sánchez.

Julie Chung, subsecretaria interina de la Oficina de Asuntos del Hemisferio Occidental del Departamento de Estado de EE.UU. dijo que su gobierno estaba "muy preocupado por los ´llamados a combatir´ en Cuba".

"Apoyamos el derecho a las protestas pacíficas del pueblo de Cuba. Llamamos a la calma y condenamos cualquier violencia", dijo en Twitter.

El mandatario cubano aseguró que Cuba "ha logrado controlar" la pandemia durante más de un año y desarrollar cinco candidatos vacunales.

El país, que mantuvo bajos niveles de casos de covid-19 reportados desde el inicio de la pandemia, ha sostenido récords de contagios y muertes en la última semana.

Las protestas

Según el sitio de investigación independiente cubano Inventario, se reportaron protestas en más de 20 pueblos y ciudades de toda la isla.

En La Habana, la capital del país, los manifestantes tomaron algunas de las principales avenidas a la vez que se enfrentaban o eran reprimidos por la policía.

"Hay mucha gente por Galeano y por Malecón. Han parado el tráfico y todo", contó vía telefónica a BBC Mundo Mairelis, desde Centro Habana.

Alejandro, uno de los que participó en la protesta en Pinar del Río, contó a BBC Mundo que decenas de personas se ubicaron frente a uno de los parques de la ciudad y luego marcharon por una calle principal.

"Vimos la protesta en San Antonio y la gente empezó a salir. Este es el día, ya no aguantamos más", dijo el joven vía telefónica.

"No hay comida, no hay medicinas, no hay libertad. No nos dejan vivir. Ya nos cansamos", agregó.