Agentes del OIJ y fiscales del Ministerio Público allanaron en busca de pruebas las oficinas de Sibaja, quien también es señalado por el cobro de unos 270 millones de colones al PAC por la autenticación de firmas durante el pasado proceso electoral, de manera innecesaria pues no era un requisito del Tribunal Supremo de Elecciones, según han manifestado actuales dirigentes de la agrupación y voceros del TSE.

La detención del litigante no está relacionada con el cobro de autenticaciones, sino con la sospecha de que habría alterado sentencias judiciales con el fin de obtener el pago de elevadas sumas por parte de la CCSS, según la propia institución, que presentó la denuncia en abril pasado.

Sibaja era miembro del Tribunal Electoral del PAC en el periodo en que hizo los cobros por autenticaciones, además de asesor legal externo de la agrupación.