“Otra vez surge la amenaza de un aumento considerable en el cobro de este servicio, máxime en momentos en que la población está de sobra acostumbrada a utilizar sus dispositivos para el envío de mensajes, fotos, videos y consumo de contenidos multimedia”, señala un comunicado del gremio.

“Hablamos de un impacto en el cobro de servicios cotidianos como WhatsApp, Waze y Facebook, basados en internet móvil”, precisó el COLPER.

Ya la Sutel había intentado hacer esta concesión a las empresas de telecomunicaciones, pero una fuerte oposición de diferentes sectores frenó la iniciativa.

Sin embargo, el viernes pasado, el organismo anunció que en breve emitirá una declaratoria de “competencia efectiva” para el mercado de la telefonía móvil pospago, en la que con gran probabilidad se incluiría el sistema de cobro por descarga.

“Desde nuestra perspectiva, el potencial incremento de este servicio será una clara limitación a la labor de periodistas y comunicadores y tendrá un efecto negativo para el acceso universal de los servicios de Internet en la población, propiciaría un aumento en la brecha digital y por lo tanto una afectación a la democratización de las informaciones”, advirtió COLPER.

Según la SUTEL y las empresas telefónicas, el cobro de las descargas podría descongestionar la red móvil del país, pero esa no es la solución apropiada, según el gremio periodístico, sino la de aumentar la velocidad de transmisión que se lograría con mejor infraestructura.