El acuerdo entre Costa Rica y Corea eleva las relaciones bilaterales a una Alianza de Cooperación Integral (Comprehensive Cooperation Partnership), que ubica a nuestro país como socio estratégico de Corea en Centroamérica y El Caribe para el acercamiento con la región del Asía Pacífico.

“Esta elevación de las tradicionales relaciones bilaterales entre ambas naciones” es resultado de la visita de Estado que realiza el presidente Solís y de las reuniones sostenidas con la presidenta de la República de Corea, Park Geun-hye, señala el comunicado oficial emitido este lunes por la comitiva presidencial, desde Seúl.

El presidente Solís expresó que “nos complace que nuestros países, comprometidos con los valores de la democracia, el fortalecimiento del desarrollo para impulsar la economía y generar empleo, alcancen este nivel de madurez en sus relaciones bilaterales”.

Agregó que “Costa Rica se perfila ahora como socio estratégico de Corea en la región, como parte de los esfuerzos por diversificar mercados, atraer inversiones y la promoción de oportunidades comerciales, de transferencia tecnológica y académicas” que realiza su gobierno.

En otros temas, el presidente Solís destacó como resultado de la agenda de trabajo que "logramos firmar con Corea un acuerdo para fortalecer la información tributaria, seguridad, salud y tecnologías”.

También se incluyó la cooperación para aumentar transparencia en el sistema de aduanas y el apoyo para combatir la evasión fiscal.

En materia de seguridad pública se incluyeron temas de prevención del delito, la persecución penal de hechos punibles relevantes, así como mecanismos de participación ciudadana en el trabajo conjunto con las fuerzas policiales, en lo que Corea tiene una particular experiencia.

En el área de salud, la cooperación se centrará en fortalecer la gerencia, servicios de atención, sistemas de tecnologías de información, investigación farmacéutica y médica, formación y capacitación del personal de salud para mejorar el servicio a la ciudadanía.

El acuerdo con Corea establece un nuevo modelo de cooperación que ordena las prioridades para asegurar la efectividad de una sólida relación bilateral. Esta nueva categoría de la relación bilateral con Corea del Sur, posiciona a Costa Rica en una vinculación estrategia que le permite ocupar un lugar preferente para construir un nuevo andamiaje diplomático para el diálogo político en temas bilaterales y multilaterales.